Toyota Yaris, presentación y prueba en Copenhague (Parte II)

Toyota Yaris, presentación y prueba en Copenhague (Parte II)

Escrito por: Diego G. Moreira    29 agosto 2011     6 minutos

Seguimos con el último lanzamiento de Toyota, se trata del nuevo Yaris que en su tercera generación llega al mercado con interesantes cambios tanto en diseño como en el apartado mecánico. En su presentación en la ciudad danesa de Copenhague hemos tenido una toma de contacto con el modelo para ver de primera mano los cambios que incorpora el nuevo Yaris.

Las principales novedades las hemos visto en la primera parte, donde vimos el nuevo diseño más marcado y deportivo, así como su interior que ha cambiado ofreciendo un nuevo puesto de conducción y se ha mejorado el espacio en las plazas traseras y maletero.

Impresiones de conducción

Por las calles de Copenhague y por sus alrededores hemos podido probar dos de los tres motores que componen la oferta para Europa del Yaris. Se trata del 1.4 D-4D con 90 CV y del 1.33 VVT-i de 99 CV asociado al cambio Multidrive S de siete relaciones.

>1.4 D-4D 90 CV

El primer motor que hemos probado es el diesel 1.4 D-4D que desarrolla una potencia de 90 CV y va asociado a una caja de cambios de seis relaciones manual (opcionalmente puede equipar una automática), un motor diesel que es un viejo conocido de la gama y que apenas sufre cambios en esta nueva generación, siendo un motor muy válido para hacer km con el Yaris, puesto que durante la prueba ha mantenido unos consumos bastante ajustados.

Se trata de un motor típicamente turbo-diesel, con una respuesta desde las 1800-2000 vueltas, pero deberemos jugar bastante con el cambio para sacarle el mayor partido a este motor, puesto que cuenta con unas relaciones bastante largas (6ª a 120 km/h 2.000 r.p.m.). Eso sí en materia de consumos, hemos conseguido una media de 4,3 litros a los 100 km, en un recorrido predominantemente por carretera un pequeño tramo urbano.

>1.33 VVT-i 99 CV Multridrive S

El otro motor que hemos probado es el 1.33 VVT-i de 99 CV, donde la novedad radica en la nueva caja de cambios automática CVT con siete velocidades, denominada Multidrive S. Una opción recomendable si vamos a hacer un uso del coche predominantemente urbano o por carretera y buscamos la mayor comodidad, porque el cambio automático es un complemento ideal para callejear por las calles de nuestras ciudades tal y como pudimos ver en un recorrido por el centro de Copenhague.

Otra de las novedades que incorpora este motor es el Sistema Start&Stop, que cuenta con un buen funcionamiento siendo rápido al encender el coche y contribuye a reducir el consumo y las emisiones en ciudad.

Este motor dispone de dos modos diferentes, en conducción normal llevamos el modo ECO que mantiene al motor lo más bajo de revoluciones posible para así ahorrar combustible. Pero también disponemos de un botón para activar el modo Sport que mantiene al coche entorno a las 3.000 r.p.m. para una respuesta más rápida e inmediata al acelerador (eso sí, no debemos olvidar que estamos ante un vehículo urbano y su vocación no es la deportividad).

Pese a contar con 99 CV es un motor bastante tranquilo, algo normal si tenemos en cuenta la vocación del vehículo, pero tener en la gama un motor algo más potente no vendría mal (este 1.33 de 99 CV es el más potente de la gama). El motor es bastante silencioso al ralentí, pero en funcionamiento es lago más ruidoso, sobretodo si subimos de las 3.000 r.p.m. (en modo Sport o en autopista).

En cuanto a la transmisión Multidrive S nos ha gustado su funcionamiento, es rápida cambiando de marchas y no acusa demasiado los cambios, siendo una transmisión suave. En ciudad es toda una aliada porque ganamos comodidad al callejear y olvidarnos completamente del cambio.

Por último tenemos los consumos, en carretera este motor se conforma con una media que ronda los 5-6 litros a los 100 km, mientras que en ciudad la cifra sube hasta los 8 litros a los 100 km (con una conducción normal). Según las especificaciones oficiales con la transmisión automática el consumo oficial en ciudad baja casi un litro de 6,5 litros a los 5,7 l/100 km que homologa en ciudad.

Tal y cómo adelantábamos en la primera parte, en el apartado de estabilidad y confort han hecho un buen trabajo, siendo un vehículo cómodo en carrera y mostrándose estable en autopista. Las suspensiones cuentan con un tarado que garantiza la comodidad interior al mismo tiempo que son firmes cuando salimos a carretera.

Equipamiento

El equipamiento del nuevo Yaris se estructura en tres niveles: Live, Active y Sport. Desde el acabado base ya cuenta con siete airbags o con el control de estabilidad de serie, el acabado Life sólo está asociado al Yaris 70 (1.0 VVT-i de 69 CV) y Yaris 90D (1.4 D-4D de 90 CV).

El nivel de acabado más interesante es el Active (disponible para Yaris 70, Yaris 90D y Yaris 100 con el 1.33 VVT-i 99 CV), que cuenta con aire acondicionado, llantas de aleación, volante y palanca de cambios forrados en cuero, entre otros elementos como el sistema Touch (pantalla táctil, bluetooth, toma USB y cámara de visión trasera).

Finalmente el acabado Sport añade suspensión deportiva, llantas de 16 pulgadas, tapicería de cuera y tela, spoiler deportivo, entre otros elementos. Sólo está disponible para el Yaris 90D y para el Yaris 100.

La única pega que encontramos en el equipamiento es la falta de los elevalunas eléctricos traseros, fruto de adaptar el equipamiento al mercado español, pero sin duda es un elemento que en las versiones más equipadas de otros modelos del segmento si que vienen de serie.

Sistema Touch&Go

Una de las novedades en el apartado de equipamiento es el sistema multimedia que incorporará el nuevo Yaris, se trata del sistema Touch&Go, que se compone de dos partes: Touch y Go.

Touch es el sistema multimedia del vehículo, con una pantalla táctil de 6,1 pulgadas desde la que podemos gestionar nuestra música, disponer de Bluetooth para el móvil o toma USB, o controlar el consumo medio através del ordenador de abordo (similar al de los híbridos de la marca), así como disponer de la cámara de visión trasera.

Por otra parte con el dispositivo Go contamos con el módulo de navegación, la posibilidad de descargar aplicaciones desarrolladas por Toyota, así como un bluetooth avanzado que permite usar Google Maps y Local Search si disponemos de un smarthphone conectado por bluetooth al equipo, al mismo tiempo que podemos enviar sms desde el sistema o ver fotografías que tengamos en el USB.

El sistema Touch viene de serie desde el acabado Active, mientras que el Go podemos incorporarlo cuando queramos (no tiene porque ser en el momento de comprar el coche) y su conste estimado estará en los 500 euros.

Lo mejor de este sistema tras probarlo es su simplicidad, es muy fácil de usar y muy completo en sus funciones, además de contar con un completo navegador por 500 euros, con funciones de conectividad más propias de una berlina premium que de un urbano del segmento B.

Fotos | Diego G. Moreira

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.