Vibración en el volante, ¿a qué puede deberse?

Vibración en el volante, ¿a qué puede deberse?

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    30 mayo 2019     4 minutos

Son muchos los factores que pueden derivar en una vibración en el volante pero estos siete son los más importantes.

¿Por qué puede llegar tener el vehículo una vibración en el volante? Las vibraciones en el volante son más peligrosas de lo que uno se puede llegar a pensar y es que el volante es uno de los elementos más importantes del vehículo, a través de él, se envía la dirección que se quiere tomar a las ruedas, por eso es de vital importancia su mantenimiento y el correcto funcionamiento del sistema de dirección.

A menudo se pueden notar pequeñas vibraciones en el volante. Éstas pueden llegar a resultar muy incómodas al conductor, generar alguna avería grave o incluso causar un accidente de tráfico.

Aston Martin DBS Superleggera Volante

Vibración en el volante, ¿a qué se debe?

Esta pregunta seguro que ha pasado por la mente de casi todos los conductores y es que es una pregunta bastante frecuente. Normalmente, estas molestas vibraciones en el volante están causadas por hasta siete motivos.

Estado de los neumáticos

Uno de los principales factores que intervienen la vibración del volante es el estado de los neumáticos. Son el nexo de unión entre el vehículo y la calzada y hay que prestarle una especial atención.

En un primer momento hay que observar si las gomas tienen desgastes desiguales en el eje delantero o incluso si tienen algún defecto. Si el vehículo en cuestión se usa con poca frecuencia, los neumáticos se pueden llegar a deformar causando los molestos movimientos en el volante. Éstos se manifestarán cuando el coche circule entre 5 y 40 km/hora.

Se recomendable que se revisen las presiones, al menos, una vez al mes. Por otro lado, otro de los factores a tener en cuenta es el posible desequilibrado de los neumáticos. Si el volante empieza a hacer extraños cuando se desplaza a 100 km/hora, la solución pasa por visitar el taller y solicitar un equilibrado de las ruedas.

La dirección necesita un paralelo

También es común que con el paso del tiempo pueda aparecer una vibración en el volante por culpa de una desalineación. Cada vehículo tiene unas cotas que han de ser respetadas para que el coche pise la vía de forma adecuada. En el caso de que el coche tenga mal realizado el paralelo, los neumáticos se desgastarían mucho antes, el vehículo consumiría más combustible y el volante vibraría de forma más aguda.

Discos de freno

Uno de los motivos que hace que las vibraciones en el volante sean muy molestas es el mal estado de los discos de freno. Si cuando se pisa el pedal del freno, el vehículo vibra y hace un ruido bastante feo, ahí está el problema.

Puede ser que los discos de freno estén doblados o incluso completamente gastados. La solución más sencilla es cambiarlos por unos nuevos. Se recomienda, que cuando se cambien los discos también se cambien las pastillas.

Tipos de discos de freno

Silentblocks

Los tacos de goma que unen diferentes piezas metálicas tienen como único objetivo evitar ruidos, posibles desgastes y amortiguar vibraciones, si se deterioran empiezan a coger holguras que pueden llegar a repercutir en el volante y causar las molestas vibraciones.

Los silentblocks de la dirección y del puente trasero son los más importantes a la hora del mantenimiento ya que su deterioro puede desembocar en algo mucho más importante.

Juntas homocinéticas

Estas juntas tienen como misión unir los palieres con sus extremos y transmitir el giro del motor a las ruedas permitiendo que la suspensión y la dirección trabajen de forma adecuada. 

Si el coche en cuestión tiene muchos kilómetros, es posible que las juntas homocinéticas estén desgastadas. Otro de los problemas que puede desembocar en su deterioro es el mal estado de los guardapolvos; a través de ellos pueden entrar impurezas y hacer que se pierda la lubricación.

dónde se colocar los neumáticos nuevos

Rodamientos

Las vibraciones en el volante también pueden ser causadas por los rodamientos y es que éstas pueden aparecer y desaparecer e incluso pueden estar acompañadas de molestos zumbidos.

Lo ideal en este caso es sustituir los rodamientos, se recomienda cambiar todos los del eje ya que puede suceder que en poco espacio de tiempo, el del lado contrario acabe rompiéndose.

Amortiguación

Una amortiguación en mal estado puede afectar en gran medida a la circulación y sobre todo al conductor que notará que el volante no cesa de vibrar y el vehículo es incontrolable.

Suspensión activa nuevo Audi A8

Los amortiguadores deben cambiarse, a la vez, en el mismo eje aunque es recomendable sustituir los cuatro.

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.