¿Quién dijo que con un SUV eléctrico no se podía derrapar? Porque el Volkswagen ID.4 discrepa

¿Quién dijo que con un SUV eléctrico no se podía derrapar? Porque el Volkswagen ID.4 discrepa

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    20 noviembre 2020     2 minutos

Hoy nos hemos topado con este vídeo de un Volkswagen ID.4 derrapando de lado a lado en Willow Springs por cortesía de Tunner Foust, piloto profesional.

Volkswagen sigue adelante con su ofensiva de vehículos eléctricos de la mando del nuevo Volkswagen ID.4, el último representante de la familia ID.. En una primera instancia, la casa alemana no ha apostado por variantes deportivas para sus modelos 100% eléctricos, aunque sí se espera la llegada de estas en un futuro no muy lejano. Sin embargo, esto no impide que sus coches con dicha mecánica no ofrezcan diversión y deportividad, y a los hechos nos remitimos. Y es que hoy nos hemos topado con este vídeo del Volkswagen ID.4 no solo dándolo todo, sino también derrapando, algo no muy usual en un SUV eléctrico.

Recordemos que los de Wolfsburgo concibieron al ID.4 como una alternativa comprometida con el cuidado del medioambiente para esas familias que requieren de espacio. Sin embargo, su condición de eléctrico le permite ofrecer una serie de sensaciones y prestaciones poco propias de un SUV-D al uso.

De esta manera, Tanner Foust, embajador de Volkswagen R y piloto, ha decidido acudir hasta Willow Springs a los lomos del Volkswagen ID.4 para demostrar de qué es capaz. Con esta premisa, Foust ha puesto al límite al SUV eléctrico ofreciendo unas imágenes que, sinceramente, no esperábamos que fuese a capaz de emitir teniendo en cuenta que no estamos ante un vehículo con pretensiones deportivas.

Volkswagen Id 4 Drift Video 2

De momento, Volkswagen únicamente ofrece una mecánica para animar al nuevo ID.4, aunque se ha confirmado que más adelante llegarán más opciones. Mientras tanto, tanto Tanner Foust como sus potenciales clientes se tendrán que «conformar» con un esquema mecánico capaz de rendir 204 CV y 310 Nm de par, cifras que se envían al eje posterior. En otras palabras o al menos las que cobraron vida en la mente de Foust: perfecto para hacer drift.

Sin lugar a dudas, resulta fascinante ver al Volkswagen ID.4 yendo de lado en cada curva y comportándose como un auténtico deportivo y no como un anodino SUV. Cierto es que las variantes «GTI» de la familia ID. serán mucho más propensas para este tipo de menesteres, pero ya podemos hacernos una idea de que la movilidad eléctrica aburrida precisamente no es.

El tiempo dirá si la casa alemana finalmente se anima con una serie de deportivos eléctricos arropados por el apellido GTI y R, permitiendo al mundo experimentar una deportividad diferente pero también emocionante. Mientras tanto, he aquí la prueba de que es posible acudir a tu circuito más cercano con un Volkswagen ID.4 aunque en un principio no parezca la mejor idea.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.