El Volkswagen T-Roc pasa por las manos de ABT para convertirse en un auténtico hot hatchback

El Volkswagen T-Roc pasa por las manos de ABT para convertirse en un auténtico hot hatchback

Escrito por: Javier López    12 abril 2018     Sin comentarios     3 minutos

ABT ha decidido sacar a relucir el lado más deportivo del Volkswagen T-Roc. Tras pasar por sus manos, el SUV alemán es capaz de rendir 228 CV y 360 Nm de par.

Las modificaciones de vehículos no entienden de segmentos y se aplican absolutamente a todos los tipos que existen actualmente. Los SUV de hoy en día se caracterizan por ofrecer una variante más deportiva, la cual adopta prestaciones de auténticos superdeportivos. Sin embargo, en determinadas ocasiones, aquellos que derivan de compactos también tienen derecho a acceder una variante más radical y ABT le ha dado al Volkswagen T-Roc su propia versión GTi al más puro estilo del preparador germano.

El T-Roc ha sido uno de los últimos productos lanzado por Volkswagen, el cual pretende convertirse en todo un superventas con su estética desenfadada y moderna. ABT, como ya sabemos, no es muy partidario de permitir que los coches que pasan por sus vanos se queden tal y como los conocemos y con el SUV alemán no iban a hacer una excepción. Los cambios que presenta el T-Roc no solo afectan a su estética, sino también a su mecánica.

Las modificaciones que ha recibido el pequeño SUV germano lo convierten en un auténtico hot hatchback y lo elevan hasta el mismo nivel que su hermano el Golf GTi y, por ende, el Skoda Octavia RS, modelo con el que el compacto comparte mecánica. Para realizar los cambios pertinentes, el preparador ha tomado como base al T-Roc más potente, cuya puesta a punto se caracteriza por contar con un propulsor de 2.0 litros, cuatro cilindros y 190 CV.

Dicha cifra se presenta como una potencia irrisoria para ABT, quien está acostumbrado a exprimir hasta el último ápice de deportividad de los vehículo que modifica. Tras modificar la ECU y algún elemento más del propulsor de 2.0 litros, el preparador alemán ha sido capaz de extraer del T-Roc 228 CV de potencia y 360 Nm de par. Dicha puesta a punto permitirá al SUV de Volkswagen atacar directamente a multitud de compactos deportivos.

La suspensión también ha sufrido una serie de cambios, los cuales permiten reducir la altura del T-Roc entre 35 y 40 mm tanto en el eje delantero como en el trasero. Esto, junto con la tracción a las cuatro ruedas del SUV alemán, convierten al pequeño SUV en una auténtica máquina de devorar curvas, algo idóneo para acentuar ese carácter deportivo que se mantenía latente en su interior y ha sido despertado tras pasar por las manos de ABT.

El apartado estético también cuenta con algunos cambios, aunque el preparador alemán se ha mostrado más comedido a la hora de abarcar las modificaciones para el exterior del T-Roc. Lo primero que nos llama la atención son las características llantas disponibles tanto en 18 como en 20 pulgadas, las cuales se complementan con algunos elementos pintados en negro, como la parrilla delantera o las taloneras de las puertas.

Sin duda alguna, el Volkswagen T-Roc preparado por ABT adquiere una puesta a punto digna de admiración y que se presenta como un auténtico deportivo dotado con una gran versatilidad. Esta combinación proporciona al SUV alemán características idóneas para realizar largos viajes con un alto nivel de comodidad y, al mismo tiempo, meternos en carreteras de curvas reviradas y disfrutar como nunca.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.