30 agosto 2010 Curiosidades, Históricos

Opel Ascona de 1975

Desde 1970 hasta 1988, Opel mantuvo en su catálogo a un modelo que estaba destinado a competir contra otro coche que también marcó época: el Ford Cortina. Opel dividió la vida del Ascona en tres generaciones, llamadas lisa y llanamente A, B y C, comenzando por ofrecer motores de sólo 1.2 litros.

De la primera generación, mi preferida junto con otro Opel de esa misma época: la versión deportiva del Ascona, el Manta Coupé, destacan los triunfos logrados en el mundial de rally, usando el modelo con motor 1.9, el de más cubicaje del Ascona. Los triunfos en rally hicieron del Ascona una máquina temible que vió su continuidad en 1982 con otro título. Pero seguimos recordando al modelo de calle del Ascona, después del salto.

Opel Ascona B

En la generación B se presentaba el primer motor diésel del Ascona, el 2.1D. Las opciones de motores y acabados del Ascona eran unas de las más numerosas de Europa, con nada menos que 15 modelos distintos, siendo el más potente el de 2.4 litros y 144 caballos.

Para 1981, se lanzó la tercera generación del modelo. Entre otras cosas, tuvo la particularidad de ser el último modelo de Opel antes de que la marca cambiara de nombre en Gran Bretaña. Con la tercera versión, Opel comenzó a equipar al Ascona con más accesorios de confort, junto con un modelo descapotable. Además, y según recuerdo, el Ascona fue uno de los primeros modelos de Opel en incluir convertidor catalítico en todas sus variantes.

El Opel Ascona, un coche bastante recordado también en España, fue reemplazado en 1988 por otro modelo de la marca que también aportó mucho a Opel: el Opel Vectra.

Opel Ascona C


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 agosto 2010
  2. Coches con historia: el Opel Vectra cumple 25 años 6 noviembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *