9 mayo 2009 Escuderías, Fórmula 1

Renault se olvida del KERS hasta Spa

El KERS podría no volver al Renault R29 hasta el Gran Premio de Bélgica, que se celebrará en el circuito de Spa a finales de agosto. El artilugio no ha proporcionado el rendimiento esperado y la solución pasa por prescindir de él hasta que esté claro que va a marcar la diferencia.

El principal problema que presenta el monoplaza cuando dispone del KERS es que se vuelve más difícil de conducir. Con él instalado y el depósito de gasolina con carga de carrera se eleva el centro de gravedad. En As comentan que llega a subir hasta 4 centímetros. Parece una minucia, pero su efecto es bastante notorio.

Esta elevación afecta al coche principalmente en las curvas rápidas. Las simulaciones de Renault indican que en la curva ocho de Istanbul Park, Gran Premio de Turquía, llegan a perder hasta un segundo por vuelta. La intención del español es volver a probarlo en Spa, Bélgica y en Monza, Italia.

El desplazamiento del centro de gravedad se debe a la colocación de las baterías. Los franceses han optado por ponerlas debajo del depósito. Sin ellas, baja 4 centímetros y sale a carrera con 40 kilos de lastre bien situados de forma óptima.

El KERS por ahora sólo se ha demostrado su efectividad en la salida y a la hora de evitar adelantamientos. Ahora bien, sus 80 CV durante 6,67 segundos, proporcionalmente equivalen a llevar unos 5 CV más que el resto durante una vuelta completa.

Vía | As


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 mayo 2009
  2. Fernando Alonso quiere mejoras para Turquía 30 mayo 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *