4 abril 2009 Fórmula 1

La lluvia puede ser protagonista en Malasia

La parrilla de salida del Gran Premio de Australia pone de manifiesto que el doblete conseguido por Brawn GP en Australia no fue una casualidad. Button saldrá desde la pole position y si los Toyota no lo impiden puede lograr su segunda victoria de la temporada. El equipo de Jarno Trulli y Timo Glock parece el único capacitado para hacer sombra a los bólidos de Ross Brawn. En esta ocasión será complicado que Barrichello pueda optar al podium, ya que ha sido sancionado por cambiar su caja de cambios durante los entrenamientos y tendrá que partir desde la octava plaza de la parrilla.

Las dos grandes decepciones de la temporada siguen siendo McLaren y Ferrari. Ambos dominaron el campeonato durante el año pasado, pero esta temporada no consiguen alcanzar el ritmo de los mejores. El séptimo lugar de Raikkonen (a más de un segundo de la pole) es el único consuelo para los italianos, que han visto como un fallo de estrategia impedía a Felipe Massa superar la Q1 (saldrá en la 16ª posición). Por su parte los dos monoplazas de la escudería inglesa, que partirán desde muy atrás (12º Hamilton y 14º Kovalainen), tendrán escasas opciones de estar cerca del podio.

Vettel (Red Bull) fue una de las agradables sorpresas en Australia, y precisamente la sanción que le impusieron en aquel gran premio le ha hecho perder diez plazas en la parrilla. Desde la 13ª posición tendrá muy complicado remontar, pero su calidad obliga a ser cautelosos y no descartar nada. La mencionada sanción al alemán beneficia a Fernando Alonso que ha ganado una posición en la parrilla. El español, que se encuentra prácticamente recuperado de su otitis, comenzará noveno en Australia con una carga de combustible elevada. Esta circunstancia hace imposible que realice una de las espectaculares salidas a las que el asturiano nos ha tenido acostumbrados en anteriores temporadas.

Estos planteamientos se pueden venir abajo si las condiciones meteorológicas son adversas. En este momento las previsiones para la carrera (17,00 en Malaisia, 11.00 en España) son de lluvia. Si se produjese esta circunstancia, la previsible ventaja que el KERS podría otorgar en este circuito quedaría anulada, y la suerte y la pericia de los pilotos serán factores determinantes.

Vía | Autosport
Más información | GP de Malasia


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *