30 mayo 2012 Dakar, Escuderías

No hay mejor manera de promocionar un nuevo SUV que probar su resistencia en una prueba tan dura como el Dakar, esa es la idea que ha tenido Bentley para tratar de vender su EXP 9F. El fabricante inglés ha anunciado que está estudiando la posibilidad de participar en la próxima edición del popular Raid como estrategia de marketing.

La intención de Bentley es aprovecharse de su relación con el grupo VAG para comprar los antiguos Volkswagen Race Touareg, ganadores del Dakar en 2009, 2020 y 2011. A partir de este instante, sus ingenieros tratarían de adaptar la carrocería de su EXP F9 al chasis del Touareg.

Otro tema a debate será el propulsor que emplearán, podrían participar con el motor 2.5 litros Twin-Turbo diesel que equipaba el Touareg Race. La siguiente posibilidad es utilizar un motor fabricado y diseñado por la propia Bentley, pero esta opción es algo arriesgada en temas de fiabilidad, y de surgir algún problema durante la prueba quedaría bastante dañada la imagen que pretenden dar.

Por último me gustaría hacer mención a los pilotos que podrían llevar el nuevo vehículo, quizá volvamos a tener la ocasión de ver a Carlos Sainz o Nasser Al-Attiyah pilotando por las Dunas de Atacama, por el momento el proyecto en sí es toda una incógnita, por lo que lo mejor será evitar la especulación.

Vía | Motor.es


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *