13 diciembre 2011 Fórmula 1

No digo nada nuevo al decir que el mundo de la competición es selecto, exclusivo y sobre todo caro. De eso no cabe ninguna duda, el camino a la cima del automovilismo pasa por una gran dosis de talento, pero una aún más grande de dinero. El debate está servido, ¿en la F1 corren los mejores pilotos o los que tienen/tuvieron mejores medios económicos?

Debate a parte, para llegar a la F1 se suele seguir un camino lógico, una serie de etapas que rara vez se saltan, partiendo del karting, pasando por los pequeños monoplazas de los campeonatos nacionales, para llegar a los campeonatos tipo World Series o GP2, la antesala de la F1.

Analicemos la primera parada, el mundo del karting:

Es el primer paso de cualquier piloto de circuito, incluso el de algunos pilotos de rallye, como es el caso de Dani Sordo. Los futuros pilotos se forman desde pequeños, la categoría de acceso al karting es la Alevín, donde solemos ver a niños de entre 8 y 10 años, una temporada “a mesa puesta” puede rondar los 2.000€, a parte el precio de la montura. Hablamos de campeonatos de ámbito regional, aquí es fácil ver quién apunta maneras y quién está ahí para pasar el rato.

Se van quemando etapas en las diferentes categorías hasta llegar al escalafón más alto del mundo del kart, KF1, el antiguo Inter A, un campeonato internacional con mucha participación e igualdad, para despuntar hay que ser bueno de verdad.

Como detalle, todos los pilotos de la actual parrilla de F1 excepto Vitaly Petrov, comenzaron su andadura en el mundo del karting. Hombres como Alonso, Trulli, Liuzzi, Hamilton e incluso Antonio Garcia, fueron campeones del mundo de Inter A. Aquí ya son palabras mayores, una temporada puede salir 100.000€, un precio bastante importante para el primer peldaño camino de la F1.

CONTINUARÁ…

Imagen | DPPI


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *