7 enero 2012 Dakar

El mal tiempo que azota a Sudamérica está haciendo estragos en el Rally Dakar. Tras la suspensión de la etapa 6, el tramo de Copiaco debería haberse convertido en un tramo de enlace sin importancia, pero las extremas condiciones climáticas dadas en la zona, obligó a retrasar el convoy, cuyos últimos integrantes están llegando bien entrada la noche al punto de reunión.

Pero esta situación, parece ser sólo el principio de los problemas para el Dakar. Las lluvias torrenciales en el sur de Perú, han provocado cortes en carreteras, inundaciones y riesgo de desborde en las áreas de Tacna, Moquegua y Arequipa, puntos por donde pasará la prueba.

Según las informaciones que llegan desde Perú, hace más de una semana que llueve intensamente en dicho país y el Servicio Nacional de Meteorologia e Hidrologia peruano destaca que las precipitaciones continuarán hasta el mes de febrero.

Los datos que llegan son estremecedores, 190.000 habitantes de Tacna se encuentran sin agua por desprendimientos, y los accesos a la región están restringidos. En el departamento de Moquegua, tras 5 horas de lluvia, el río que toma el nombre de la localidad, está a punto de desbordarse y en Ariquipa varios kilómetros de carretera están afectados, 390.000 familias se encuentran en peligro y el rio Chili también corre riesgo de desborde.

Con este panorama, no es descabellado pensar que el Dakar no atraviese esas zonas y busque rutas alternativas para poder salvar la continuidad de la prueba.

Vía | Rally Noticias


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *