21 noviembre 2011 WRC

Tras desvincularse de Citroën, Sebastien Ogier está ante una de las decisiones más importantes de su carrera. Bien es sabido que es prácticamente el único –tengo motivos para descartar a Hirvonen- que es capaz de luchar contra el todopoderoso Sebastien Loeb. Todos sabemos también que si no es por Citroën, otro gallo hubiera cantado en la consecución del título de Loeb en lo que a las posibilidades de Ogier respecta.

Al grano. Las dos opciones a las que el francés optas son muy claras: Ford y Volkswagen. Irse a Ford sería poder hacer el año 2012 al completo con un coche que se ha mostrado competitivo esta temporada, hasta el hecho de luchar por el título de pilotos en la última prueba, ganando además muchísimos tramos y, por poner un ejemplo, el  último Rally de la temporada, en Gales. Sería compañero de Matti Latvala. El único problema al que se enfrentaría Ogier es que Ford no es un equipo de fábrica, es semi-oficial, por lo que el presupuesto invertido por Ford es inferior a Volkswagen.

Volkswagen, segunda opción. Está claro que la firma alemana va a por todas en su entrada al mundial de Rallies. El mayor contra es que lo hará de forma permanente en 2013, por lo que la próxima temporada sólo dedicará tiempo a tests y, quizá, a participar en alguna prueba como invitado. Eso sí, el equipo es totalmente de fábrica.

Aquí están las dos opciones que baraja Ogier en su cabeza. ¿Qué elegiríais vosotros? Yo me decantaría por Volkswagen sin lugar a dudas. Tener todo un año para desarrollar un coche da para mucho.

Vía | Autoplus.fr


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 noviembre 2011
  2. La semana en Recta de Meta: rumores que se hacen realidad 23 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *