17 marzo 2012 Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

Durante toda la pretemporada hemos estado analizando los comentarios negativos que llegaban desde el equipo Ferrari sobre el rendimiento de su monoplaza. Muchos dudábamos de si se trataba de verdadero pesimismo o de una táctica para despistar a sus rivales y, visto lo visto en Albert Park, parece que la realidad se aproxima sobre todo a la primera opción.

Y es que la sesión de clasificación de Ferrari en Melbourne ha sido para olvidar. La escudería italiana estaba preparándose para esta carrera desde mediados de la temporada 2011 y su primer resultado han sido las posiciones 16 y 12 conseguidas por Massa y Alonso que también ha contribuido al desastre con un error de pilotaje.

El problema del piloto asturiano llegó cuando pisó la hierba artificial al dirigirse a la frenada de la curva 1. Ahí perdió el control de su monoplaza y acabó en la grava de donde ya no pudo salir. A pesar de ese problema, Alonso declaró que no tenía claro que pudiera llegar a la Q3 y al analizar el coche no dejó títere con cabeza criticando su falta de agarre o de velocidad punta:

La cosa fue así: pisé poco la hierba en la frenada, el coche se descontroló y me encontré en la grava. Había conseguido mantener el motor en marcha y esperaba que los comisarios pudieran empujarme de nuevo a la pista. Había hecho mi tiempo con blandos usados, tal vez con un nuevo juego podría haber pasado a la Q3, pero no habría sido capaz de luchar por las primeras posiciones. Hoy nos ha faltado ritmo, sobre todo porque no tenemos suficiente carga aerodinámica y porque todavía nos falta velocidad punta. Mañana vamos a correr a la defensiva y tratar de hacer lo que podamos, esperando sacar el máximo partido de tener cuatro juegos de neumáticos nuevos. Ojalá tengamos una buena salida para coger a los que están unas cuantas filas por delante de nosotros y luego luchar con ellos hasta el final

Aquí, al final de la clasificación del año pasado, estábamos a 1’4 segundos del líder, mientras que hoy, en la Q2, era un segundo, por lo tanto, hipotéticamente se podría decir que somos más competitivos de lo que éramos en aquel entonces. Claro, hay otros equipos que han hecho grandes progresos, pero creo que tenemos mucho margen de mejora. En Malasia tendremos el mismo coche, por lo tanto, la situación no cambiará mucho. Tendremos que ver cómo se adaptará a las características de la pista. Es cierto que nuestro objetivo al comienzo del año era luchar por la victoria desde el principio y no lo hemos conseguido, pero ésta será una temporada larga y todo lo que podemos hacer es trabajar para mejorar el rendimiento… No tiene sentido enfadarse, ya que no sirve de nada

Sinceramente, el análisis de que el año pasado estaban a 1’4 segundos de la pole y este año a 1 segundo no me sirve. Si fuera otra escudería inferior se podría leer como una mejora pero señores, esto es Ferrari y estar a 1 o 1’4 segundos del líder se traduce de la misma forma: fracaso.

A Felipe Massa las cosas le fueron peor todavía, no se encontró con el coche y se quedó en la posición 16:

Estoy muy decepcionado: este no es el inicio de temporada que esperaba o deseaba. Ha sido difícil desde el inicio de los terceros entrenamientos libres: el equilibrio del coche nunca era como yo quería y nunca conseguí una vuelta limpia. Siempre me faltó agarre, tanto con los neumáticos medios como con los blandos, y he tenido sobreviraje en la entrada de las curvas y subviraje a la salida. No sé por qué, pero el coche parecía estar peor que en los test de invierno, tal vez debido a las características de este circuito.

Ahora vamos a tratar de hacer lo que podamos para la carrera de mañana. No será fácil, porque voy a empezar desde muy atrás, pero voy a darlo todo. No creo que seamos capaces de hacer una sola parada, pero tendremos que tratar de recuperar el terreno perdido hoy en la clasificación. Es evidente que estamos detrás, quizá más de lo que esperábamos, y hay otros equipos que han mejorado mucho en comparación con el año pasado. Tenemos que trabajar para encontrar la dirección correcta para el desarrollo del coche.

Veremos que ocurre el domingo porque la decepción en los jefes de Ferrari es patente y la paciencia de los tiffosi puede estar muy próxima a acabarse.

Vía |


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *