18 marzo 2012 Fórmula 1, Opinión

Siempre hay muchas expectativas en la primera carrera de cada temporada de Fórmula 1, con los nuevos coches y los nuevos pilotos. Queremos ver qué tan de cierto hay en lo visto en las pruebas en Jerez o Barcelona y en todo lo que hemos leído previamente de cada equipo, además de ver los coches en directo por la tele y que comience de una vez por todas la temporada. Creo que muy pocas veces Albert Park nos ha defraudado.

Hemos visto una carrera que no fue espectacular, pero fue muy entretenida. No de esas que te tienen al borde de la silla, pero de esas en las que no se puede despegar la vista de la pantalla. Ha salido el resultado que más o menos todos esperaban, uno de los McLaren al frente. De los británicos, Jenson Button es el más fino de todos con el pilotaje del coche y pone la cabeza más fría que Hamilton a la hora de meditar qué conviene hacer o no, mientras circula a 320 por hora, en un circuito que en realidad es un parque. Cuidado, porque lo de Brawn GP allá por 2009 no fue casualidad.

Si recordamos las caras de preocupación de la gente de Red-Bull en todo el fin de semana y la cara de pocos amigos de Sebastian Vettel el sábado, no augurábamos nada bueno para el equipo energético en Australia. Pueden darse por muy contentos con el segundo puesto logrado. Mark Webber no pudo hacer mucho, habida cuenta de un coche que tenía problemas de desgaste de los neumáticos delanteros, pero pudo sacar un decente cuarto lugar.

Fernando Alonso es todo un capítulo aparte. No soy alonsista, pero Fernando estuvo espectacular, con todas las letras. ¿Como se explica entonces llevar al quinto sitio a un cavallino indomable, que puede ser puesto en apuros por un Williams? En la primera parte de la carrera Fernando se las arregló para no perder contacto con los de adelante, mantuvo el coche en pista y aguantó el quinto lugar. Para lo que habíamos visto previamente del Ferrari y para lo que hizo Massa (realmente paupérrimo casi vergonzoso, el papel del brasileño), Fernando sacó un carrerón de la chistera.

Destacable lo de Kobayashi que ha llegado al sexto (además de que Pérez ha sido octavo, sumando puntos ambos coches otra vez) y lo de Raikkonen que después de un comienzo flojo, ha quedado séptimo y ha protagonizado un duelo intersante con Kobayashi. Daniel Ricciardo suma los primeros puntos de su incipiente trayectoria en Fórmula 1, y Paul di Resta completa los 10 primeros.

La sensación que ha quedado ha sido buena, en general. Nos hace esperar la carrera en Malasia con más ganas que otros años, al menos.

Vía | Recta de Meta


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *