2 septiembre 2012 Fórmula 1, Pilotos

El Gran Premio de Bélgica se ha convertido, sin buscarlo, en la prueba más debatida de la temporada. El motivo de tales habladurías ya lo hemos comentado ampliamente en Recta de Meta. Romain Grosjean ha protagonizado uno de los accidentes más fuertes de los últimos años, después de una maniobra alocada que ha terminado con varios monoplazas fuera de carrera en la primera curva del circuito de Spa-Francorchamps.

La FIA no iba a tardar demasiado en manifestarse al respecto, decidían castigar de manera ejemplar al francés, el cual no podrá tomar la salida en la próxima prueba de Monza. El piloto de Lotus Renault alegaba no haber realizado ningún tipo de maniobra ilegal y a su pesar, lamentaba sinceramente el revuelo que había provocado en la salida.

Romain Grosjean: Cuando amas competir, esto es muy duro. Acepto mi error. Sabemos que La Source es una curva muy compleja. La salida ha sido una locura, con Maldonado adelantándose y Kobayashi echando humo. Cometí un error y malinterpreté el espacio con Lewis. Estaba seguro de que estaba por delante de él, así que un pequeño error supuesto un gran incidente. No cambié mi línea, fui de izquierda a derecha. Realmente no quería echar a nadie al muro, no estoy aquí para detener la carrera en la primera curva. Lo siento mucho, mucho y estoy encantado de que nadie esté herido. Sin embargo, he de decir que es una decisión muy, muy difícil de escuchar.

Queriendo o sin querer, lo cierto es que la maniobra de Grosjean podría haber causado más estropicios de los producidos. Sólo la fortuna ha querido que los daños no hayan pasado más allá de lo económico y quizás, la sanción ayude a Romain en futuras situaciones al límite.

Vía | Caranddriver


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *