27 noviembre 2011 Fórmula 1

No escribimos sobre Fórmula 1 en algunas ocasiones, pero la temporada acaba de cerrarse apenas hace minutos, y Mark Webber ha recibido una ayudadita de parte de Vettel y su falla en la transmisión para ganar en Interlagos, mientras que Fernando Alonso ni siquiera pudo disfrutar de ser tercero en el mundial.

El dominio de los coches energéticos ha sido el acostumbrado. Incluso con el short-shifting de tener que pasar de segunda a cuarta velocidad con muy pocas revoluciones de motor en el coche de Vettel, lo que hacen estos dos pilotos es digno de verse. El dominio es total, controlan cada situación con aplomo, al milímetro, sabiendo que sus coches son los mejores, aún con una falla de transmisión.

¿Qué deja la Fórmula 1 de este año? No vamos a hacer un análisis de lo técnico, porque ya lo haremos en Recta de Meta. Haremos un análisis de lo que cada uno percibe como aficionado y de lo que uno espera ver en cada carrera. Al igual que en cualquier evento deportivo, el aficionado quiere que haya lucha por ganar. Y este año, los Red-Bull no han dejado resquicio a nada, incluso contando con los cambios aplicados en el DRS y el KERS.

Se han visto adelantamientos a lo largo del año pero en posiciones intermedias, en la mayoría de los casos, porque a Red-Bull de momento no se le puede ganar. Y bajo esta situación ni el DRS ni el KERS, ni la buena estrella de Fernando Alonso sirven de nada.

Vía | Recta de Meta


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *