7 julio 2012 Crónicas, Escuderías, Fórmula 1, Pilotos

Espectacular la clasificación vivida hoy en el circuito de Silverstone. Cada vez que la lluvia hace su aparición, las calificaciones son caóticas, lo que nos permite disfrutar de una Fórmula 1 atípica, emocionante y divertida.

Del caos reinante en Inglaterra, emergió la figura del piloto de Fernando Alonso, que en un dramático spring final, se hizo con la pole position, demostrando que es el piloto más en forma de la parrilla. Detrás de Alonso se colocaron Mark Webber y Michael Schumacher, demostrando que también se manejan muy bien en situaciones tan peculiares como las vividas hoy.

Q1: Jenson Button fuera de la Q1 por primera vez en la temporada

Como era de esperar, la lluvia hizo su aparición poco antes de empezar la Q1, lo que provocó una desbandada de monoplazas a las primeras de cambio. Todos los pilotos salieron con neumáticos intermedios. Era importantísimo hacer un tiempo lo más rápido posible, porque se esperaba, que la lluvia cayera con más fuerza.

Con mucho tráfico en la pista, los pilotos apretaban al máximo, lo que provocó algunas salidas de pista. La agresividad con la que los pilotos afrontaron la Q1, nos hizo vivir un mini Gran Premio en vez de una Q1. Así las cosas, después del primer paso por línea de meta, Felipe Massa volaba y se colocaba en una cómoda primera posición.

La sesión era caótica, Las comunicaciones por radio advertían que se aproximaba lluvia bastante fuerte, por lo que las primeras vueltas eran fundamentales. Los pilotos se repartían los mejores cronos, y esta vez, los meteorólogos acertaron y la lluvia hizo su aparición en la parte final de la sesión, lo que provocó que Jenson Button se quedara fuera en la Q1 por primera vez en la temporada.

Q2: La lluvia obligaba a parar la sesión

La Q2 comenzaba con la lluvia descargando muy fuerte sobre el trazado inglés. Los primeros pilotos en salir arriesgaron con neumáticos intermedios, pero al instante se dieron cuenta de que la pista necesitaba neumáticos de lluvia extrema.

El trazado estaba impracticable, el neumático de lluvia extrema no era capaz de evacuar el agua que había en la pista. La lluvia caía cada vez más fuerte y Alonso apunto estuvo de quedar fuera en una salida de pista. Silverstone estaba tan peligroso que el mismo avisaba por radio a su ingeniero de pista, que se debía sacar una bandera roja y parar la sesión.

Por suerte para Alonso y para los pilotos que estaban fuera de la Q3, a 6 minutos del final, dirección de carrera decidió parar la sesión, y salvaguardar así, el bienestar físico de los pilotos.

El parón en la sesión sirvió para analizar porque Alonso y Massa estaban fuera de la Q3. Ferrari, en un exceso de optimismo, decidió dar la primera vuelta de la Q2 con neumático de intermedio, pero la lluvia era demasiado fuerte y ambos monoplazas decidieron abortar la vuelta. Con la pista empeorando, la primera vuelta era fundamental, y ninguno de los dos pilotos de Ferrari fueron capaces de completarla en buenas condiciones.

Al reiniciarse la sesión, la incertidumbre estaba en saber que neumáticos utilizar. La mayoría de los pilotos optaron por neumáticos de lluvia extrema y los más atentos, fueron los primeros en ponerse en la cola de salida, con lo que tendrían pista libre.

El spray que levantaban los monoplazas hacía ver que la pista estaba bastante mojada, así que mejorar los tiempos sería realmente una tarea complicada; pero al observar los primeros parciales, estaba clarísimo que la pista en condiciones para mejorar.

La tensión crecía, todos los pilotos mejoraban. Hacia el final de la sesión parecía que Vettel y Alonso se quedaban fuera. El piloto español, que rodaba detrás de Daniel Ricciardo, era quien lo tenía más complicado. Cegado por el spray que levantaba el monoplaza de Ricciardo, Alonso era incapaz de mejorar, pero una vez más, Alonso obró el milagro, y a pesar de una bandera amarilla en el último sector, el piloto de Ferrari salvó los muebles y pasó a la Q3.

Q3: El líder del mundial comienza a marcar su territorio.

A diferencia de la Q1 y la Q2, los equipos no salieron en tromba. La pista estaba para intermedios, y no se esperaba lluvia. En estas circunstancias, era de vital importancia cuidar los neumáticos, porque la pista mejoraría con el paso de los minutos.

Y así ha sido. El final de la sesión fue de infarto, los pilotos mejoraban parcial a parcial y entre Webber, Massa y Alonso se repartían los mejores cronos, pero en una vuelta estratosférica, Alonso dejaba en la cuneta a sus rivales y se hacía con la primera pole para Ferrari de esta temporada.

Parrilla de salida del Gran Premio de Gran Bretaña 2012:


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 julio 2012
  2. GP Gran Bretaña 2012 de Fórmula 1: Fernando Alonso consigue la pole en Silverstone 7 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *