6 octubre 2012 Fórmula 1, Pilotos

La mejora que ha experimentado Red Bull en las últimas carreras está empezando a poner nerviosos a los hombres de Ferrari que o mejoran el monoplaza o verán como el título se les escapa. Fernando Alonso no deja de reclamar esas mejoras aunque tras la clasificación del GP de Japón no culpó a su coche de su posición retrasada sino a la mala suerte que espera que cambie de cara al domingo.

Y es que el piloto asturiano se encontró con las banderas amarillas provocadas por Kimi Raikkonen cuanto intentaba hacer su vuelta rápida. En sus planes estaba llegar hasta la cuarta posición pero finalmente solo pudo ser séptimo aunque ganó una posición por la sanción a Button:

¿Qué puedo hacer, aparte de enfadarme por la mala suerte? Las bandera amarillas llegaron en el peor momento posible, cuando estaba entrando en la curva 14. Hasta ese momento mi vuelta estaba siendo muy buena y existía la posibilidad de obtener el cuarto mejor tiempo de la jornada, lo que después se hubiese traducido en un tercer puesto en la parrilla. Desde esa posición en la parrilla, la perspectiva de la carrera hubiese sido completamente distinta, pero tenemos que aceptar lo que pasó. Hoy tuvimos mala suerte, ¡así que quizás tengamos buena suerte mañana!.

Nos enfrentamos a rivales muy fuertes, como Red Bull por delante, aunque también por detrás, como McLaren, con lo que no podremos perder de vista ninguno de los lados de la pista. Espero un difícil domingo: el objetivo principal será terminar (la fiabilidad es crucial) y tratar de volver a casa con un buen puñado de puntos. Cambiamos algunas cosas en el coche con respecto a la jornada de ayer, aunque después de los terceros libres volvimos a la configuración anterior al no estar muy convencidos con los cambios. Sinceramente, era más optimista de cara al domingo que para hoy, dado que nuestro ritmo de carrera es generalmente mejor que nuestro rendimiento a una sola vuelta; esperamos que sea así

En cualquier caso, la preocupación de Alonso se vio más en las declaraciones que hizo en caliente después de la clasificación porque se le notó que no estaba pensando solo en esta carrera sino también el campeonato que puede ver como se le escapa poco a poco:

Los cálculos tenemos que hacerlos en cuanto a la velocidad. Si estamos a ocho décimas detrás de nuestros rivales directos, es normal que hagan la ‘pole’ y es normal que ganen las carreras. Y, poco a poco, desaparece la ventaja. La ventaja que tenemos muchas veces se forjó por la fiabilidad, a que algunos se retiraron o a que nosotros lo hicimos bien cuando llovió o con circunstancias difíciles

Pero en condiciones de seco sabemos que estamos ocho décimas o un segundo detrás, así que a seguir viviendo del pequeño milagro de seguir líderes del Mundial hasta que aguantemos

¿Reaccionará el equipo Ferrari? Pues debe hacerlo y rápido porque quedan 6 carreras y los podiums no serán suficientes para ganar el campeonato si Vettel comienza a sumar de 25 en 25 puntos y Alonso necesita potencial suficiente para dejar por detrás al alemán al menos en algunas carreras.

Vía | As


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *