28 mayo 2012 Escuderías, Fórmula 1, Normativa

Un sospechoso agujero ubicado en el plano del suelo por delante de las ruedas traseras del Red-Bull, ha sido el eje de la discordia al finalizar el GP de Mónaco, que corrió peligro de ver modificado su clasificación final, cuando se ha sabido que Mercedes, Ferrari y McLaren protestaban contra el insólito agregado en los RB8.

A pesar de que la FIA ya estaba al tanto de esta modificación, gracias a que la ha aprobado duante el GP de Bahréin en el coche de Vettel, se ha sabido que McLaren y Ferrari habían comenzado a mover sus hilos para llevar adelante una protesta formal del resultado de la carrera, aunque tal decisión finalmente no fue tomada, con la promesa de que la FIA lo discutiría con los equipos el día de hoy.

Al parecer el famoso agujero estaría solamente hecho en el suelo del coche de Vettel y no tendría otra función más que de añadir carga aerodinámica al eje trasero, usando una entrada de aire directa. El mismo principio que el alerón soplado, pero cuyo flujo de aire procede desde abajo del coche.

En Red-Bull solamente han comentado que “cuando tenemos un coche competitivo, siempre nos acusan de algo fuera del reglamento”. Si la reunión técnica de la FIA del día de hoy saca algo en limpio y a favor del famoso agujero, tenemos que dar por hecho de que todos comenzarán a copiarlo. Lo de siempre.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 mayo 2012
  2. Los pilotos de Red-Bull enojados por las dudas de la legalidad del RB8 7 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *