25 septiembre 2011 Fórmula 1, Pilotos

Jaime Alguersuari no ha tenido un fin de semana para recordar en el GP de Singapur. El piloto de Toro Rosso ya lo pasó bastante mal el sábado clasificándose en la decimoséptima posición y aunque tenía una pequeña esperanza de despedirse con buen sabor de boca de Marina Bay, el domingo no ha hecho más que empeorar las cosas porque su carrera ha acabado con un choque contra las protecciones.

A la finalización de la carrera, Alguersuari intentó explicar las sensaciones del fin de semana y en sus palabras se puede ver mucha resignación. Tras la calificación, el español empezaba a tener claro que poco habría que hacer en carrera y este domingo se confirmaron sus malos presagios ya que el Toro Rosso sufría muchos problemas de neumáticos y, por tanto, se hacía difícl de conducir y llevar hasta una buena posición:

No han sido pocas las veces este año que el sábado, clasificando el 18º o incluso saliendo desde el pit lane como en Canadá, he tenido la convicción para afirmar que el domingo podía llegar a los puntos Ayer sólo dije que lo intentaría, poniendo lo mejor de mí mismo, pero también afirmé que veía muy difícil, por no decir imposible, llegar a los puntos con el tipo de configuración elegido, que me obligaba a conducir en todas las curvas como Sébastien Loeb en el mundial de rallies y desgastando las ruedas de forma alarmante. Por lo tanto, no es ningún drama, porque el resultado de hoy lo sabíamos ayer. No ha sido una carrera distinta de las primeras de la temporada, cuando no encontrábamos el camino, desgastábamos mucho los neumáticos y el coche era muy difícil de conducir

Confieso que ayer, después de los entrenamientos, estuve muy tenso, por no decir muy enfadado, y pedí disculpas a mis ingenieros. Pido también disculpas hoy a toda la gente que me sigue y me quiere, porque no pude evitar en TV una cierto malestar mal contenido. Hoy me siento muy relajado. Ha sido una carrera contra mí mismo, con un desgaste físico tremendo, pues he tenido que hacer el doble de trabajo de lo habitual con las manos, y sobre todo con la cabeza, anticipando continuamente movimientos del coche a milímetros del muro en los que habitualmente ni pienso.

Como anécdota, para aquellos a los que les gustan las carreras y quieran saber detalles, a todos los pilotos y por supuesto a mí nos ha molestado mucho la suciedad y la grasa que se acumulaba en la visera en este maravilloso pero diabólico túnel del circuito urbano de Singapur. Pensar en conducir, frenar, controlar el coche e ir cambiando la visera casi continuamente ha sido, por lo menos, una nueva experiencia fantástica.

Respecto a mi salida de pista con las ruedas superblandas ya fuera de uso, ha sido la consecuencia y el colofón de todo lo que he explicado. Conducir el coche en esas condiciones, rodando a más de dos minutos por vuelta, era como pilotar en una pista de hielo.

Lamento que el equipo no haya podido puntuar hoy con Buemi y conmigo, y que Force India, que ha hecho un trabajo extraordinario en su conjunto y sus pilotos, Di Resta y Sutil, hayan dado un paso muy importante en la clasificación por equipos. Por lo menos, Sauber, que es ahora nuestro competidor directo, sólo ha sumado un punto

Además, el catalán fue preguntado por el hecho de que hubiera podido molestar a Alonso y dar ventaja a Webber cuando salió el coche de seguridad, algo que desmintió por completo:

¿Cómo? ¿Alguien piensa que he molestado a Fernando Alonso? Se lo deben preguntar a él, y dudo mucho que él cite mi nombre. Su carrera (de Alonso) con Webber hoy era un mano a mano entre los dos, y yo les he facilitado a ambos el adelantamiento, como es obligatorio. Para nada tengo la percepción de que yo haya intervenido en su lucha personal

Así las cosas, tocará hacer borrón y cuenta nueva y empezar a pensar en la siguiente carrera porque aunque el título esté casi decidido, a muchos equipos y escuderías les queda mucho trabajo por hacer en estas últimas carreras. Este es el caso de Toro Rosso que seguirá con su pelea particular con Sauber y también de Alguersuari que deberá seguir ganando experiencia a la vez que intenta superar a su compañero Buemi porque a nadie escapa que el año próximo Ricciardo podría volver a Red Bull con la intención de ocupar un volate de titular.

Vía | Cardanddriver


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *