21 diciembre 2011 Fórmula 1, Historia, Pilotos

No todos los pilotos necesitan ganar muchos campeonato o muchas carreras para ser considerados en una hipotética lista de los mejores. Algunos, como el caso de Jochen Rindt, no han tenido la suerte suficiente y han acabado su carrera prematuramente. Otro de los que me gustaría mencionar en esta serie de entradas es a Francois Cevert, el piloto francés que apuntaba a mucho más en Tyrrell pero que no pudo demostrar más de lo que la muerte en un accidente le permitió.

Cevert nació en París en 1944 y como siempre pasa en estos casos, vivió parte de su niñez y adolescencia muy cerca de las carreras. Un curso de conducción en Le Mans le dió la oportunidad de llegar a la Fórmula 3, llegando a ganar el campeonato en 1968. Más tarde, pudo subir a la Fórmula 2 y competir mucho más de cerca con otros pilotos que alternaban competencias en series menores, con la Fórmula 1.

Es conocido el caso de Jackie Stewart que en una carrera de F2 no pudo con el joven francés, por lo cual animó a su manager (nada menos que Ken Tyrrell) a seguir muy de cerca a Cevert. Justamente, en 1970, el equipo Tyrrell dejaba libre una vacante en su alineación, por lo cual Cevert pudo hacer sus primeros pininos en Fórmula 1, a la sombra de nada menos que Jackie Stewart. En esa temporada, Cevert solamente logró sumar un punto, producto de un sexto puesto en la carrera de Monza.

Para 1971 las cosas mejorarían para Tyrrell y para Cevert. Fue en esta temporada cuando el francés alcanzó su primer triunfo y su primer podio en Fórmula 1. El podio le llegó en el GP de Francia, carrera ganada por su compañero de equipo y en la que Cevert fue segundo; el primer triunfo llegó en la última carrera en el circuito norteamericano de Watkins Glen, una pista que sería trágica para Cevert.

A pesar de que Cevert no tuvo una temporada 1972 demasiado brillante, alcanzó dos segundos lugares en Bélgica y EEUU. Esta vez el campeonato se lo llevó Emerson Fittipaldi, quedando Jackie Stewart segundo. Y aunque se decía que Stewart era el “padrino” de Cevert (en cierto sentido lo era) y sin cuya amistad el francés no estaría en Fórmula 1, resultaba un complemento perfecto para el escocés.

Para 1973 Francois Cevert logró nada menos que siete podios casi consecutivos, aunque de momento el francés no había podido ganar. En esa temporada Stewart se llevó el campeonato nuevamente, pero comenzaba a temer por su compañero de equipo, que lenta e inexorablemente se acercaba a su ritmo. El escocés preparaba su retiro, pero quería dejar a Cevert listo para tomar el puesto de piloto número 1 del equipo.

Sin embargo, el final del campeonato se acercaba. Jackie Stewart llevaba una ventaja de 17 puntos sobre Emerson Fittipaldi y ya era campeón. El GP de EEUU iba a ser la carrera número 100 de Stewart en la Fórmula 1, además de un retiro por todo lo alto, cediendo su puesto a Francois Cevert. Pero el piloto francés nunca llegó a verse en el Tyrrell como piloto número 1, ni alcanzó a festejar el campeonato logrado por su compañero de equipo.

Durante la sesión de clasificación, Cevert tuvo un violentísimo accidente en el cual falleció instantáneamente. En la zona del circuito conocida como “las eses”, Cevert perdió el control del Tyrrell, chocando contra las barreras de la izquierda, cruzando la pista y nuevamente chocando contra el guard-rail del lado opuesto. El coche se levantó por sobre la barrera y aterrizó justo encima; se dice que fue literalmente decapitado por el guard-rail.

Su entrañable compañero y amigo, Jackie Stewart, fue uno de los primeros en arribar al lugar del accidente. La visión de Cevert, todavía a bordo del monoplaza, hizo que Stewart acuñara una de sus frases más famosas:

Los comisarios lo dejaron en el coche porque estaba tan claramente muerto…

Al arribar nuevamente a los pits, tanto el equipo Tyrrell como el flamante campeón se retiraron de la competencia.

Desaparecía así de manera trágica otro de esos pilotos que no alcanzaron a brillar lo que se merecían, pero que dejaban una huella imborrable en las carreras y en la historia.

Vía | Formula One’s forgotten heroes, Wikipedia, youtube


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

4 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *