6 julio 2008 Fórmula 1

Hamilton reina en la lluvia de Silverstone

El Gran Premio de Gran Bretaña ha transcurrido en su práctica totalidad sobre mojado. Hubo un par de vueltas mediada la carrera en las que el trazado empezaba a secarse, aunque de inmediato el cielo volvió a descargar y desapareció tal posibilidad.

El gran vencedor de la carrera de hoy ha sido Lewis Hamilton. Se ha impuesto a sus rivales de forma incontestable. Eso sí, al final de la prueba quizá pecó de inconsciente. Segundo ha concluido Nick Heidfeld con una muy sobria actuación, y para nuestra sorpresa el tercer escalón del podio ha sido para Rubens Barrichello, que hacía mucho que no saboreaba las mieles del podio.

Fernando Alonso ha completado una carrera discreta acabando sexto. A diferencia del resto de sus rivales, no ha cometido errores, pero ha vuelto a quedar claro que el Renault R28 es una patata, y que los estrategas de su escudería a veces dejan que desear. Cuando empezaba a escampar en su equipo optaron por conservar los ya desgastados neumáticos de lluvia intermedia con la esperanza de que le beneficiaran a medida que se secaba el trazado, pero al final fue su perdición. A las pocas vueltas volvía a llover y perdía una minutada respecto al resto de pilotos. A Raikkonen le pasó justamente lo mismo.

En la salida un muy agresivo Hamilton adelantaba tanto a Raikkonen y a Webber, que pareció que se quedaron dormidos, y a punto estuvo de sobrepasar a Kovalainen. Por detrás Heidfeld conservaba su quinto puesto, pero Piquet se deshacía de Alonso.

En las primeras vueltas Hamilton achuchaba a Kovalainen, Alonso se deshacía en primera instancia de Piquet y luego de Heidfeld y se ponía a seguir a Raikkonen. Webber perdía muchas posiciones después de hacer un trompo en una de las primeras curvas. Unos trompos que serían una constante durante la prueba. Massa, Kovalainen, Raikkonen, el propio Webber, muchos eran los que sufrían las consecuencias del trazado mojado.

Por fin conseguía Hamilton deshacerse de un muy blandito Kovalainen, que parecía que se dejaba adelantar y se marchaba en solitario. Al poco tiempo Kovalainen tenía su primer trompo y le pasaba Raikkonen al tiempo que Alonso se le acercaba peligrosamente. La pista empezaba a secarse y los registros mejoraban a marchas forzadas. Raikkonen se iba acercando poco a poco a Hamilton.

Llegaron las primeras paradas y la carrera prácticamente quedó sentenciada. Mientras en Ferrari y Renault optaron porque Raikkonen y Alonso conservaran los neumáticos, en McLaren-Mercedes y BMW se decantaron por cambiar las de Hamilton, Kovalainen y Heidfeld. Una decisión que supuso la perdición para los primeros. La lluvia volvió y los tiempos del vigente campeón mundial y del bicampeón español se hundieron irremediablemente. Sus opciones en la carrera se esfumaron.

Con la lluvia nuevamente en pista tanto Raikkonen como Alonso fueron adelantados sin contemplaciones por varios monoplazas. Tan negro lo vio el español que tuvo que adelantar su segunda parada para poner freno a la sangría. El finés haría lo propio un par de vueltas después. En cambio, en Honda apostaron porque Barrichello montara neumáticos de lluvia extrema en la segunda de sus tres paradas y la jugada les salió redonda. El brasileño rodaba casi diez segundos más rápido que el resto, llegando a rodar en segunda posición.

Una pena que Piquet y Kubica tuvieran que abandonar por sendas salidas de pista. Estaban teniendo una buena actuación que les podría haber reportado una buena cantidad de puntos.

Al final paseo de Hamilton, que aventajaba en más de un minuto a Heidfeld y que doblaba a todos los monoplazas menos a los integrantes del podio. Barrichello entraba en tercera posición completando una sensacional actuación. Raikkonen y Kovalainen conseguían adelantar a Alonso en los instantes finales, con un coche que no daba para más, y Trulli y Nakajima se llevaban los últimos puntos en juego.

La carrera de Felipe Massa de auténtica vergüenza. El agua no es lo suyo y lo confirmaba realizando hasta un total de cinco trompos en la prueba de hoy. De un aspirante a campeón del mundo no se admiten actuaciones tan horrorosas.

En cuanto a Hamilton, se destapa como un excepcional piloto en agua. Ya ha ganado en Fuji, Mónaco y Silverstone en condiciones adversas. Eso sí, sus últimas vueltas fueron para olvidar. Rodando en cabeza con casi un minuto de ventaja respecto a su perseguidor, nadie entiende que sea el más rápido en pista con el trazado mojado. Cualquier error, por mínimo que fuera, podría haber tirado por la borda su impecable trabajo. Lo explicaba Pedro de la Rosa en Telecinco, que venía a decir (quizá con otras palabras, pero su mensaje era ese):

Lo que está haciendo Hamilton es incomprensible. Debería relajarse y limitarse a conservar su posición; margen de sobra tiene para ello.

En cuanto a Alonso, debería pensar seriamente en su futuro. Si le añadimos a que el Renault R28 es una causa perdida, los errores de estrategia de su equipo le han podido privar de resultados mejores en un par de carreras este año. Cuanto menos es para pensárselo. En Renault tienen que espabilar si quieren conservar al bicampeón mundial en sus filas la temporada que viene.

En el mundial de pilotos nuevo cambio de líder. Existe un triple empate con ventaja para Hamilton. 48 puntos para el inglés, Massa y Raikkonen, con Hamilton y el brasileño empatados a casi todo, con Raikkonen como tercero en discordia. Los cuartos puestos adelantan a Hamilton. Kubica es cuarto con 46. El mundial aún más abierto que el año pasado. Y todavía estamos en el ecuador de la temporada.

Foto | Racingpasión


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Hamilton gana en Silverstone y Alonso acaba sexto 7 julio 2008
  2. Resumen semanal: desde el nuevo BMW Serie 7 al GP de F1 de Gran Bretaña 7 julio 2008
  3. Massa: “Sólo el primer trompo fue culpa mía” 13 julio 2008

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *