16 mayo 2010 Otras Competiciones

nurburgring-24.jpg

Ojalá todos los fines de semana fueran como éste, en donde a una carrera de 24 horas, le sigue el plato fuerte de una carrera de Fórmula 1 y en Mónaco, para mejor. Después de ver a Mark Webber aplastar a la competencia en el GP de Mónaco, teníamos el final de las 24 Horas de Nurburgring con una carrera en donde la suerte jugó un papel importante para muchos.

Si has seguido más o menos continuamente el streaming que habíamos subido para ti en Recta de Meta, te habrás enterado de que el equipo oficial BMW encontró un triunfo bastante increíble, aunque merecido. Ni Audi, ni el Porsche de Manthey, ni el Porsche híbrido, ni nadie más pudieron hacer mucho contra la mala suerte.

Después de ver cómo se colocaba el híbrido a la cabeza durante las primeras vueltas, pronto las cosas retornaron a un cierto cauce normal cuando uno de los Porsche oficiales tomó la delantera y los Audi comenzaban a languidecer. Más tarde el poderoso Porsche de Manthey Racing se situaba a la cabeza y ya parecía que íbamos por otra victoria más del coche amarillo, cuando tuvo que abandonar por un accidente fortuito.

Mientras tanto, uno de los Audi R8 LMS se colocaba en cabeza, aunque los otros R8 se veían forzados a ir desertando uno a uno durante la noche. El solitario R8 seguía en cabeza, aunque cuando el sol estaba lanzando sus primeros rayos sobre el Infierno Verde, el R8 sobreviviente tuvo que reparar el eje trasero dañado, dejando al híbrido ahora en la punta de la carrera.

Silenciosamente, avanzaban el M3GT2 número 25, a la postre ganador, y un Ferrari ignoto que había comenzado casi al final de la parrilla. Mientras tanto, el Porsche híbrido seguía hacia una victoria segura pero nadie contó con que los híbridos también pueden sucumbir a los problemas mecánicos. De esta manera y a dos horas del final, el híbrido tuvo que retirarse de la carrera.

Decir que el triunfo quedó servido en bandeja para el BMW es mucho. Al final de cuentas, lo mereció por la regularidad que le hizo estar en el momento exacto para tomar la delantera. Gana la carrera el M3 GT2 de Jorg Müller, Augusto Farfus, Uwe Alzen y Pedro Lamy, aventajando por poco al Ferrari F430 GTC del equipo Hankook Team y relegando al único R8 LMS en tercero. Las 24 horas de Nurburgring habían esperado cinco años a que el equipo Manthey no se impusiera de manera aplastante.

Vía | Recta de Meta


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 mayo 2010
  2. Rumor: BMW quiere festejar la victoria de Nurburgring a lo grande con el M3 GTS-R 18 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *