3 septiembre 2012 Crónicas

Baltimore no ha hecho más que prolongar la espera y agregar suspense al campeonato de IndyCar, con el triunfo de Ryan Hunter-Reay. El piloto americano ha venido remando desde la mitad del pelotón y se ha salvado un par de veces de contactos contra el muro, en una carrera con gran cantidad de banderas amarillas y lloviznas aisladas.

En unas vueltas iniciales completamente dominadas por Will Power, el golpe contra el muro de la polémica chicana de Ed Carpenter provoca la primera bandera amarilla, de lo que sería una seguidilla de salidas de parte del pace car, por accidentes o por lluvia. Si Will Power esperaba sacar partido de una carrera sin incidencias, Baltimore no era el escenario apropiado.

Durante la parte intermedia de la carrera, la lluvia se ha convertido en un factor casi fundamental para la marcha de muchos pilotos. Will Power ha calzado las de lluvia y los cinco primeros han tenido que continuar con slicks por varias vueltas, a pesar del riesgo del asfalto que estaba entre mojado y seco. Y como la Indycar no tiene neumáticos intermedios, resultaba entretenido ver a los primeros luchando por mantener en pista al monoplaza y esperando que la llovizna amainara, afortunadamente sin accidentes. En cuanto a Will Power, con tantas banderas amarillas, la pista se ha secado antes de que pudiera sacarles provecho.

La polémica se hizo presente con uno de los últimos reinicios, cuando todo mundo acusaba a Hunter-Reay de haber acelerado antes de que se diera la bandera verde. Pudimos comprobar por las repeticiones de la tele que no se ha adelantado en nada y que la salida fue completamente legal.

Detrás de Hunter-Reay, Ryan Briscoe ha sido segundo, aprovechado las banderas amarillas para ahorrar combustible y al menos una parada, por lo que ha llegado con las últimas gotas. De hecho, se ha parado sin combustible durante la vuelta de honor.

El tercero, Simon Pagenaud, casi logra un triunfo que podía haber sido heroico de haberle salido bien uno de los reinicios en donde pasó del quinto al primer lugar. Sin embargo, el francés no se vió beneficiado más tarde por las paradas en pits.

En cuanto a Will Power, su equipo ha fallado con la estrategia, en quedarse en la pista con los neumáticos para piso mojado más de lo debido. Después de retrasarse varios puestos ha recuperado muchas posiciones hasta casi el final de carrera, pero un toque con Barrichello ha provocado que lograra nada más que un pálido sexto.

Tiempos | IndyCar


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *