5 agosto 2012 Crónicas

Aunque todo estaba puesto para que tuviéramos una carrera con gran cantidad de incidencias debido al clima, Scott Dixon ha dominado la segunda mitad de la carrera en Mid-Ohio, ganando limpiamente gracias a un cambio de neumáticos y carga de combustible más rápida que la de su rival en pista, Will Power. Este último había dominado a placer la primera parte de la carrera.

El clima, con lluvia durante toda la noche y algo de lluvia en las prácticas finales de la mañana, prometía ser protagonista desde el inicio, cuando la carrera comenzaba bajo un cielo encapotado. Sin embargo, solamente ha servido para lavar la pista y hacerla muy resbaladiza en las primeras vueltas, en que hemos visto una salida muy compactada por las características de la pista, muy angosta y con poca posibilidad de adelantar. Desde el comienzo, parecía que Will Power era imbatible, tomando rápidamente la delantera.

De ahí en más, y salvo por algunas escenas de adelantamientos in extremis en la parte intermedia del pelotón, Power ha liderado tranquilamente las primeras vueltas contra Dario Franchitti, Simon Pagenaud y Sebastian Bourdais. Mientras tanto, Dixon circulaba discretamente en el sexto lugar.

La carrera no iba a tener mayores contratiempos hasta la segunda detención en los pits. Dixon ya se colocaba en segundo lugar, habiéndose detenido sus rivales más directos, gracias a la estrategia de ahorro de combustible que permitió retrasar la segunda parada hasta el momento en que lo hacía el líder Will Power. Ambos coches se detenían al mismo tiempo, pero Power demoró un poco más en hacer su detención, saliendo el neozelandés adelante por muy poca diferencia.

Una vez en la delantera, todos creímos que Power se le iría encima a Dixon pero estaba claro que el ganador lo tenía todo calculado. En pocas vueltas logró sacar una diferencia de 3 segundos, para luego comenzar a regular la marcha y el consumo de combustible; evidentemente a Dixon le ha ayudado cargar un poco menos de combustible para ganar décimas de segundo en la detención.

El otro aspirante al título, Ryan Hunter-Reay, no ha tenido suerte esta vez: ha sido víctima de un toque entre Giorgio Pantano y Takuma Sato en la primera vuelta, para luego abandonar hacia el final de la carrera, cediendo así el primer puesto del campeonato a Will Power. El otro contendiente al título, Helio Castroneves sufrió toda la carrera con un coche muy indócil y que no le permitió terminar más allá del lugar 16°. El último escalón del podio lo ha ocupado Simon Pagenaud.

Curiosamente no ha habido una sola bandera amarilla en toda la carrera, algo que no había ocurrido en esta pista desde… 1987.

Posiciones finales | IndyCar


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *