16 marzo 2012 Pilotos

Estad tranquilos, porque no vamos a invadir un terreno que ya dominan perfectamente bien los chicos de Plus Moto. De vez en cuando, alguno de los pilotos del mundial de motos tiene alguna experiencia cercana con las cuatro ruedas de competencia y este ha sido uno de esos casos.

El español Jorge Lorenzo se ha pasado todo un día completo en el circuito Ricardo Tormo de Valencia, probando un Barwa Addax de GP2 de vieja generación (2005-2007). Lorenzo ha quedado más que conforme con su primera incursión en un monoplaza, por lo que transmite en sus comentarios sobre esta prueba.

Fue una experiencia única. En la moto vamos a 310 km/h y en el monoplaza a 280, pero el hecho de estar tan cerca del suelo hace que parezca que se va mucho más rápido de lo que se va. Es impresionante el frenado, uno puede frenar muy tarde, casi dentro de la curva; las sensaciones son nuevas y me he divertido mucho. Estoy contento con el resultado de la experiencia, aunque los últimos segundos son los más difíciles de bajar porque me di cuenta de que cuanto más rápido se rueda, es cuando hay más dificultades para progresar.

Lorenzo ha dicho que ha sido fabuloso, pero que su pasión seguirán siendo las dos ruedas, para lo cual se prepara para la primera carrera en Qatar. Tal vez cuando se retire… por ahora, esto ha sido un día de esparcimiento a bordo de un GP2 y nada más.

Vía | La Gazzetta dello Sport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *