5 diciembre 2011 Fórmula 1, Pilotos

La llegada de Kimi Raikkonen al equipo Lotus-renault significará para la escuadra franco-británica no solamente el fichaje de un piloto de primer nivel y campeón en Fórmula 1, sino que también trae de la mano otros intereses. No solamente para el mismo equipo que espera levantar la puntería con Raikkonen, sino que el tema pasa a ser de interés para el mismo piloto.

Algunos trascendidos indican que Raikkonen habría cambiado parte de sus ingresos y bonos en el equipo, por parte del paquete accionario de Lotus-Renault. De esta manera, en vez de percibir un suculento salario como los demás pilotos, Kimi recibirá además acciones, con lo que podría llegar a ser virtualmente dueño del equipo, si es que el 2012 es favorable para el finés. Aunque evidentemente, Lotus debe tener una cláusula impidiendo esto y cubriéndose las espaldas por si a Kimi se le ocurre ser campeón.

Parece que las negociaciones en Williams incluían un arreglo muy similar, aunque no se pudo avanzar demasiado ya que Williams está cotizando en bolsa, lo que habría significado una seria traba para que Raikkonen se hiciera con parte de las acciones del equipo.

Esto nos recuerda aquella época de pilotos-constructores, tan en boga en la Fórmula 1 del pasado. McLaren y Brabham son dos de esos equipos que comenzaron su historia dentro de la Fórmula 1, siendo bautizados bajo el nombre de sus primeros pilotos, que a la vez eran los dueños de estos equipos.

Vía | El Mundo Deportivo


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *