16 marzo 2008 Fórmula 1, Opinión

Renault preocupa en Montmeló

Es momento de hacer un poco de autocrítica. Mucho se ha hablado del revolucionario alerón en forma de “W” del Renault R28, que se suponia que se estrenaría este fin de semana en Melbourne. Todo ello a pesar de los desmentidos al respecto. Incluso algún periódico publicaba la supuesta galería de imágenes del invento en cuestión, del que por supuesto nos hacíamos eco.

Algunos hacían cábalas acerca de que el nuevo elemento aerodinámico le reportaría al R28 hasta medio segundo por vuelta. Este fin de semana se ha demostrado que todo era una gran mentira, orquestrada en su mayor parte por lo medios españoles. Dicho alerón no existe como tal, aunque Renault sí introdujo cierta variante que en un principio fue confundida con el famoso alerón “W”.

Lo que persigo con este artículo es poner de manifiesto cierto sensacionalismo que se está creando en torno a la Fórmula 1. Un sensacionalismo que ya existe en otros deportes, sobre todo en el fútbol. La noticia vende, la mentira más aún. ¿Cuántas veces hemos leídos auténticas falsedades acerca de los fichajes del Real Madrid, FC Barcelona y Atlético de Madrid? Cito estos tres equipos por ser los más que más venden. Noticias que luego no son desmentidas, simplemente quedan relegadas al olvido.

Mi pregunta entonces es, ¿eso es ser periodista? Si alguien se equivoca, lo lógico es que reconozca el error. Más aún si estamos hablando de informar, porque con ese desliz se ha conseguido lo contrario a lo que se perseguía, se ha desinformado.

Esta fiebre que alimenta la mentira se empezando a la Fórmula 1, y es algo que no me gusta. No hay más que leer estas dos noticias de As, en una, del miércoles día 12 de marzo, hace nada, ponen Alonso estrenará alerón trasero, en la otra, del día siguiente, Renault en pleno arropa a Alonso en Australia. La cuestión es que en la última indican vagamente, no hay alerón en W, ni una revolución. Lo que no hacen en ningún momento es reconocer su error. El planteamiento de Marca es peor todavía, pasa completamente del tema y no rectifican. Cosa que sí estoy haciendo yo en estos momentos, ya que mínimamente he contribuido a esa gran farsa sobre el alerón de Renault. Una nimiedad al lado de Marca, As y compañía, pero algo he aportado a la causa. A partir de ahora tendré más cuidado con ciertas noticias.

El principal problema es que nosotros, los que escribimos en blogs, basamos prácticamente el 100% de nuestros artículos en fuentes periodísticas, o en su defecto, de otros blogs (que a su vez las cogen de los primeros en la mayoría de los casos). Muchas veces no podemos contrastar la información publicada en los diarios, porque simplemente no tenemos acceso a las fuentes originales ni a la información original. De ahí que haya ciertos medios de comunicación con los que tenemos que tener cuidado, porque muchas veces pecan de amarillistas y sensacionalistas. Marca se ha ganado un lugar de privilegio en esta categoría, y en menor medida, As también está haciendo méritos para ello.

No me considero periodista, ni quiero serlo. Simplemente soy una persona a la que le gusta escribir sobre esta temática. Estas noticias acerca de la supuesta revolución aerodinámica de Renault me invitan a la reflexión. Tendré más cuidado con determinadas informaciones de ciertas publicaciones, en este caso españoles. Escribo sí; intento informar también (otra cosa es que lo consiga); me equivoco, por supuesto; reconozco mis errores, ciertamente.

¿Qué busco con este artículo que se sale un poco de la norma de este blog? Hacer notar que más que vivir en la era de la información, vivimos más cerca de la era de la desinformación. Cada cual nos presenta la información como más le conviene, y como poderoso caballero es don dinero, les interesa vender por encima de todo. Desgraciadamente, en estos casos, el fin justifica los medios

En mi opinión, a grandes rasgos esa es la triste realidad del panorama español en cuanto a medios de comunicación me refiero. No incluyo a los blogs porque la mayor parte de los que escriben ahí no se ganan la vida con ello, a diferencia de los periodistas de los medios de comunicación. Además, algunos no se merecen ni hacer uso de ese término, véase el caso de Pipi Estrada (inventor de la profesión de periodista deportivo) o el de los periodistas del corazón. Muy a su pesar, ellos no son periodistas.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios
  • Tienes toda la razón, muchos han picado y continúan “picando”, todo esto, que engañó a muchos blogs inclusive, tiene un “culpable”, que es Marca y As, principalmente, quien fue quien, sin contrastar nada y tirando “la casa por la ventana” (tal como hizo cuando anunció a bombo y platillo que despedirían a ron dennis, y ya hemos visto dónde estaba ayer), luego los blogs más famosos (racingpasion, motoradictos o nosotros mismos, motorspain) no han hecho más que reflejarlo.
    El alerón en W (hay que decir claramente que sí, que existe, pero que lo usan muchos de los monoplazas) es un pequeño doble ala bajo el ala principal, pero no es, ni mucho menos, todo lo que se ha ventilado.
    He de decir que yo, desde los últimos meses del año pasado, llevo siguiendo bastante de cerca las evoluciones del R28 directamente desde los que, a mi entender, tienen más fiel información sobre ello, que es Renault Over Blog y Forum Renault (ambas en francés), además de, lógicamente, Renault Sport. Ninguno de dichos medios habló nada de un alerón, solamente afirmaron que el R28 sufriría un cambio aerodinámico, pero que, principalmente hasta mediados de ésta temporada, no se haría notar.
    Un saludo

  • Cuanta razón tienes Scott. El alerón en “W” ya lo empleaba McLaren desde hace un tiempo…

    En fin, ¡qué le vamos a hacer! Somos simples hormiguitas al lado de dichos medios de comunicación.

    Gracias por tu comentario.

    Un saludo

  • Manolo

    Hola Ricardo,

    te escribo desde Perú.

    Lo que dices sobre la prensa amarilla es cierto. El dinero mueve montañas y diarios como “Marca” han descubierto que exagerando algunas cosas ganan lectores y por lo tanto sus ingresos por conceptos de venta y publicidad se incrementan. En el fútbol lo vemos en verano e incluso durante el año. Siempre dan “primicias” sobre diferentes fichajes que van a hacer los equipos. Al final, de todos los nombres dados siempre aciertan uno o dos y tienen la osadía de publicar sus “aciertos” como grandes logros periodísticos. Si durante el año dicen que el Real Madrid va a fichar 35 jugadores, lo normal es que acierten uno o dos por lo menos.

    Entiendo que en las noticas sobre fórmula 1 empieza a pasar lo mismo. Ya lo vivimos con el fichaje de Fernando Alonso. Marca puso a Alonso en varios equipos y finalmente, acertó. Si yo juego todas las combinaciones de la quiniela seguro que gano. Lo cierto es que este ejemplo del alerón puede ser una de esas noticias inventadas para vender diarios y publicidad.

    Finalmente, los lectores siempre tendremos el poder de elegir lo que leemos y de darle el crédito que merece a los anunciantes de los medios de dudosa credibilidad.

    Saludos cordiales, felicidades y un abrazo,
    Manolo

Enlaces y trackbacks

  1. meneame.net 17 marzo 2008
  2. Ha vuelto la F-1… y de qué forma « La mente chillona 17 marzo 2008
  3. Manel Serras: “El año que viene veremos volar a Alonso a Ferrari o a BMW” 17 marzo 2008

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *