12 marzo 2012 Escuderías, Fórmula 1

El clima de nerviosismo que se vive en Ferrari, seguramente es inversamente proporcional al clima de rumores que genera la prensa italiana, especialista en todo tipo de noticias tremendistas y exageradas, sobre todo si se refieren a la marca del cavallino.

Por ello, Luca Cordero di Montezemolo ha tenido que defender a sus subordinados, a quienes ya muchos sitúan en la calle en lugar de en el paddock de la Fórmula 1. Uno de los más presionados por la situación es Stefano Domenicali, aunque el jefe de la escudería ha comentado a lo largo del fin de semana que “tengo el apoyo del presidente Montezemolo”.

La estrategia de defensa del presidente de la compañía es la más lógica de todas: esperar a que comience el campeonato para comenzar a sacar conclusiones y definir los pasos a seguir. En palabras de Montezemolo a la Gazzetta dello Sport:

Siempre le he dado a mis empleados tiempo y confianza. ¿Todavía no comenzamos y ya estamos poniendo en duda al personal? Por favor, no tengamos ese tipo de conversación.

Montezemolo ha dicho además, que el Ferrari F2012 tiene cierto potencial que todavía no ha salido a la luz y que ya se ha enterado de los puntos negativos del monoplaza, gentileza de las conversaciones que ha mantenido con Fernando Alonso y Felipe Massa.

Ya con el conocimiento de los desafíos que presenta el F2012, Montezemolo espera que los problemas del coche se solucionen “lo más rápido posible”, lo cual no deja de ser una típica frase de presión sobre el equipo y sobre Pat Fry, especialmente.

Vía | Speed


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *