12 julio 2011 Fórmula 1, Pilotos

Mark Webber habló hoy sobre las maniobras de adelantamiento que intentó sobre su compañero Sebastian Vettel en las dos últimas vueltas del GP de Inglaterra y reconoce que no quiso escuchar las órdenes de equipo, que le adevertían que no debía adelantar a su compañero.

Si Fernando se hubiese retirado en la última vuelta, hubiésemos estado luchando por la victoria. Claro que ignoré al equipo, porque quería ganar. Vettel está en su mejor momento, pero yo me estaba esforzando. No tenía intención de chocar con nadie.

Nada más terminar la carrera, Red-Bull reunió a todo el equipo y sentó a Webber en el banquillo de los acusados. El australiano es un piloto que no se deja dominar, de temperamento y carácter “duro” dentro de la pista y dentro del ambiente del equipo. Es evidente que no es lo mismo salir tercero que salir segundo y Webber ha demostrado que no es una cara más dentro de Red-Bull y ni siquiera un lacayo de Vettel. Webber quería los puntos para él.

El equipo estaba preocupado porque Seb Vettel y yo podíamos chocar y porque quería los puntos para el campeonato de constructores. Puedo entender eso, pero yo también quería puntos para el campeonato. Y hemos demostrado que podemos competir sin chocarnos

El asutraliano ha reconocido que ha recibido unos “cuatro o cinco” mensajes de radio del equipo para que no adelantara pero que los ignoró. Y en estas épocas de Fórmula 1 en donde a los pilotos se les suprimen las ansias de correr y de competir, ya sea gracias a las decisiones “estratégicas” del equipo o a la misma FIA, creo que lo que hizo Webber merece que todos nos quitemos el sombrero ante él.

Vía | ABC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 julio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *