21 marzo 2013 Escuderías, Fórmula 1

mclaren

Uno de los equipos que más ha penado el pasado Gp de Australia ha sido Mclaren, quienes solo han logrado salvar un par de puntos con Jenson Button, en un fin de semana para olvidar. La verdad es que el equipo británico no ha estado a la altura del debut y de lo que se esperaba de él. Para hacer las cosas aún peor, no creen que vayan a obtener un mejor resultado en Sepang.

El equipo plateado llevará al circuito malayo dos estrategias diferentes de mejoras para el MP4-28A. Una se aplicará en las pruebas libres del viernes y tiene un carácter más experimental. La otra, será un desarrollo que es parte de los defectos encontrados en el coche durante el fin de semana australiano.

Uno de los rumores sobre McLaren y su poco esperanzador comienzo de año, hablaban de que cambiarían el monoplaza por el del año pasado, tratando de repetir las buenas actuaciones de la temporada 2012. Los encargados del equipo se han limitado a desmentir el rumor; de acuerdo a declaraciones del propio Martin Whitmarsh, las ganancias solo se verán con el nuevo coche, por lo que la línea de trabajo continuará en el actual monoplaza.

Hay varias opciones abiertas, pero todas nuestras energías están enfocadas en este coche. Es un programa dinámico y creo que será el que nos ofrezca mejores posibilidades durante la temporada y es hacia donde nuestros esfuerzos se están dirigiendo. En Sepang vamos a tener dos líneas de desarrollo: una es el progreso normal que iba a llegar de cualquier manera al coche y la otra es algo experimental que probaremos el viernes, con pruebas que nos ayudaran a entender mejor el coche.

Vía | Crash


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *