6 enero 2012 Escuderías, Pilotos, WRC

Mikko Hirvonen estrenará juguete nuevo en el próximo Rally de Monte Carlo. El nuevo piloto de Citröen estrenará su nuevo DS3 WRC en una prueba que ya ganó en 2010, cuando no era puntuable para el Campeonato del Mundo y que se caracteriza por lo impredecible de su desenlace.

El piloto finlandés afronta esta primera prueba del mundial con extrema cautela, ya que que la naturaleza impredecible de las condiciones meteorológicas y las complejidades que la rodean, especialmente por la elección de neumáticos, hace que sea una de las pruebas más complicadas del calendario.

En una entrevista para WRC.com Hirvonen ha hablado de su relación de amor-odio con Monte Carlo:

Monte Carlo tiene una larga tradición y el campeonato tiene que empezar aquí, pero yo tengo una especie de amor y odio con este rally. Quiero decir que me encanta cuando no estoy allí, pero cuando corro por las montañas con los neumáticos equivocados, con slick, el asfalto helado y cuesta abajo, lo odio.

El nuevo piloto de Citröen se muestra muy emocionado por comenzar el mundial con este rally, y espera responder a las expectativas puesta en él:

Empezar el mundial aquí es un sueño, pero es un verdadero reto y estoy muy contento de iniciar la temporada en esta prueba, y muy emocionado de estar en el equipo Citroën.

En cuanto al comportamiento mostrado por el DS3 WRC, tanto Hirvonen como su copiloto Jarmo Lehtinen, han quedado encantados:

Fue muy interesante poder comparar nuestro anterior coche y el Citroën. Con estos test he visto como tengo que pilotarlo, también me queda claro el porque éramos algo lentos en algunos sitios. Es un coche muy interesante y con el que me encuentro muy bien.

Vía | WRC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *