25 febrero 2012 Crónicas, Nascar

La NASCAR ha llegado a Daytona y Danica PAtrick había sido la segunda mujer en clasificar para la pole, después de que en 1994, Shawna Robinson fuera la primer mujer piloto en hacerlo. Patrick, en su primer año completo en NASCAR, ha tenido que vérselas con los pesos pesados de la categoría, quienes parecen todavía no aceptar que esta chica puede ganar en cuaquier circuito, a pesar de que su primer año será un año de aprendizaje.

Después de que Tony Stewart y Matt Kenseth se impusieron en los Gatorade Duel para las 500 Millas de Daytona (y de que Patrick salió despedida contra el muro interno faltando una vuelta) el evento de hoy de la NASCAR Nationwide Series, tenía a Danica saliendo desde la pole. Sin embargo, la alegría no le duró mucho: cuando transcurría la cuarte parte de la carrera, pactada a 120 vueltas, su propio compañero de equipo, Cole Whitt, rozó levemente el coche de Patrick enviando contra el muro de la curva 3 al coche verde.

Danica Patrick tuvo que ir a los pits para reparaciones, ya que el coche había quedado bastante dañado. Pero la lucha continuaba y Denny Hamlin, Kurt Busch, Joey Logano, Dale Earnhardt Jr. y Brad Keselowski eran los cinco primeros en la reanudación, en la vuelta 55. Muy pronto, Kurt Busch se hizo con el liderato de las acciones, mientras que Dale Earnhardt Jr intentaba atacar desde la segunda posición.

El regreso de los grupos de coches circulando juntos, gracias a las nuevas normas del reglamento, permite que en la vuelta 91 y a más de la mitad de carrera, haya unos 10 coches en el grupo principal. Cualquiera de ellos puede ganar.

Faltando 20 vueltas para el final, los pilotos saben que hay que ir por el todo o nada. El primero en rozar el muro ha sido Sam Hornish Jr, aunque sin consecuencias y sin que los comisarios desplegaran la bandera amarilla. Los ánimos y los nervios estaban a flor de piel, cuando en la vuelta 103 se desata lo inevitable: un accidente múltiple que se lleva los coches de Kenny Wallace, Ryan Truex, Denny Hamlin, Jeremy Clements, Justin Allgaier, Robert Richardson Jr., Michael Annett, T.J. Bell, Reed Sorenson y Johanna Long. En la vuelta 111, los comisarios detienen con bandera roja la carrera, ya que los asistentes de la pista aún estaban limpiando de restos el asfalto y efectuando reparaciones al propio muro que había quedado dañado por el accidente.

Muy poco tiempo ha durado la bandera roja. Los pilotos se van formando nuevamente para el relanzamiento, que coloca a Kurt Busch en la delantera, seguido por Tony Stewart, Kyle Busch, Elliott Sadler y Rick Stenhouse Jr. Pero no tardaba en llegar el próximo choque múltiple en la vuelta 114; esta vez, Sam Hornish Jr., Michael Annett Jr., Danny Efland, Scott Speed, Dale Earnhardt Jr., Eric McClure, Joe Nemechek y David Ragan vuelven a hacer salir a las asistencias a la salida de la curva 4.

Con solo una vuelta para el final, sale la bandera verde y blanca. Los espectadores eran un amasijo de nervios viendo como al menos 8 coches probaban diferentes líneas para aprovechar la succión del coche que les precedía. La tranquilidad no podía durar mucho. Faltaban pocos metros, cuando increíblemente los líderes se accidentaron entre sí: Kurt Busch, Trevor Bayne, Ricky Stenhouse Jr.,Kasey Kahne, Tony Stewart y Kyle Busch quedaron afuera faltando muy poco e insólitamente, James Buescher, quien marchaba noveno, cruza la línea en primera posición. Una carrera que aceleró el ritmo cardíaco de todos y que dió el triunfo a quien clasificó 15°.

Vía | NASCAR


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *