28 diciembre 2012 Fórmula 1

De piedra me he quedado al leer el comunicado de prensa que esta mañana nos han enviado los encargados de prensa de la Fórmula 1. De piedra, seguramente, como todos vosotros. A partir de la próxima temporada, contaremos con dos pruebas por GP –una larga y una corta- para poder aumentar así las emisiones del campeonato y apoyar directamente a la GP2 y a la GP3.

En el primer Gran Premio de 2013 se estrenará este nuevo formato que tendrá esta organización: Dos entrenamientos libres el viernes –de la misma duración que hasta ahora-, un entrenamiento libre el sábado –de sólo 20 minutos-, junto con la calificación y la carrera corta. Por su parte, el domingo se celebrará un de Warm-Up y la carrera larga, es decir, a la que estamos habituados.

¿Pero cómo será la carrera corta? Se tratará de una carrera al sprint de unas 20 vueltas, en la que no será obligatorio el cambio de neumáticos. Se celebrará justo después de la carrera larga de la GP2 para, de esta manera, mantener viva a la audiencia. El horario, aproximadamente, sería sobre las 17:00 hora española. Aunque parece que se podría adelantar la QP para que la manga de GP2 fuese a las 14:00 y la de F1 a las 15:30. Eso aún está por ver.

En cuanto a la carrera del domingo no habrá inversiones de parrilla ni nada por el estilo. Se mantendrá la fórmula que hemos tenido esta temporada. Lo que sí ocurrirá es que la previa a la carrera será más breve, para poder atrasar más la carrera de la GP2 y que pueda ser más viable en televisión.

Parece que a los capos de la F1 han “aprendido” algo de lo que hace MotoGP con sus escalas inferiores (Moto2 y Moto3), a las que le da una importancia vital. Veremos en qué acaba esto…


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *