8 noviembre 2011 Fórmula 1, Opinión, Pilotos

Kimi Raikkonen podría considerarse un campeón de Fórmula 1 con mucha suerte, o un excelente piloto, de acuerdo a como se lo mire. Con una carrera promisoria en McLaren y promesa de amenaza pasajera para Michael Schumacher en el cenit de su reinado, Raikkonen ha degenerado en un piloto de rally, un poco mediocre para mi gusto.

La llegada más que posible de Raikkonen a Williams traerá muchos beneficios en lo monetario, pero pocos en el campo deportivo. Ningún equipo puede pasar de estar en el fondo de la grilla a estar adelante en solamente pocos meses. De manera que no creo que Raikkonen aporte nada nuevo al equipo en materia de resultados.

Lo que seguramente aportará Raikkonen serán muchos dólares y más patrocinadores para un equipo Williams que nunca había caído tan bajo como ahora y que necesita a toda costa recuperarse financieramente, al menos por un par de temporadas.

De manera que nadie espere ver a Raikkonen luchando con Vettel o con Alonso, porque de seguro eso no sucederá. Esperemos ver a Raikkonen cómodamente instalado en Williams, mientras el equipo británico hace caja con Kimi y con el dinero de Pastor Maldonado.

Esto no va más allá de una mera movida estratégica, a la cual por desgracia ya nos estamos acostumbrando en Fórmula 1.

Vía | Recta de Meta

Imagen | GPUpdate


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *