8 abril 2011 Fórmula 1, Pilotos

schumacher-mercedes.jpg

El GP de Malasia puede ser una carrera loca -como la edición del 2009- por el clima, más propenso a lluvias en el horario en que la carrera se celebra. Y es que muchos han prejuzgado a Bernie Ecclestone por programar la carrera más tarde de lo habitual, para que la diferencia horaria beneficie a los espectadores europeos.

Pero Michael Schumacher no siente que algo cambie con litros y litros de agua sobre la pista. Al respecto, se mostró muy confiado (o resignado) a correr con una lluvia torrencial.

Es lo que es y ni siquiera escuchamos los truenos adentro del coche. Solamente tienes que seguir. (El cambio de horario) no se hace por el clima, sino por otros motivos. Mientras sea seguro, solo hay que seguir.

Schumacher luego agregó a los periodistas que si fuera por Ecclestone, cada carrera se celebraría con lluvias y relámpagos para darle más emoción… mientras un trueno atronaba el cielo del circuito en el momento en que decía esto.

El alemán también minimizó el supuesto riesgo de la cantidad de controles en el volante, sumado a la lluvia ya que hay pilotos “clase A” y “otros”, en referencia a las capacidad de cada uno de controlar una situación similar. Las posibilidades son similares para todos, pero no dejará de ser una lotería si la lluvia comienza o termina en mitad de la carrera.

Vía | Grand Prix
Más Información | GP Malasia


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 abril 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *