2 octubre 2012 ERC

La salida del IRC podría terminar produciéndose por la puerta de atrás. La prueba que cierra la temporada, entrega el título y cuenta con un coeficiente de 2:1, podría no disputarse. La situación económica de Chipre es bastante negativa y al igual que en otros países de Europa, los recortes son la gran tónica predominante.

Así lo han hecho saber los organizadores del rallye, que cuentan con graves problemas financieros. Hace escasos días se terminaba de completar el pago de la edición del año pasado, un ingreso que se marchaba hasta los 317.000 euros, un cifra bastante elevada para los días que corren.

Ahora la duda surge con la cantidad que deberán depositar para poder alberga la última prueba del IRC, un total de 550.000 euros. Sin embargo, Savvides Christianos, presidente del comité de deportes de la ciudad de Paphos ha manifestado que duda bastante de las arcas del país y que no sabe si se podrá hacer frente al pago.

Por el momento y a falta de un mes la situación no es caótica, pero sí alarmante. Chipre necesita aclarar su situación y verificar sus cuentas para saber si podrá o no hacer frente a un campeonato, que tristemente desaparecerá el próximo año, una vez alcanzado un acuerdo entre ERC y Eurosport. En caso de terminar cancelándose el rallye, la prueba carecería de sustituto, por lo que en San Remo se pondría punto y final a la temporada.

Vía | Rallye-Magazine


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *