16 mayo 2012 Circuitos, WRC

La última carrera del WRC será este año en España, precisamente en Cataluña, en donde se han proyectado algunos cambios menores en el recorrido para atraer el interés de los espectadores y para que la carrera sea un digno broche de oro del mundial. Entre los cambios anunciados, se incluye un stage a través de la bonita ciudad costera de Salou.

El Rally de España mantendrá sus características clásicas, con tramos variados de asfalto y tierra; el primer día de competencia será abiertamente mixto sobre superficie de tierra y grava, cuando se celebren los primeros tramos cronometrados del evento. A este primer día se agregará un tramo completamente nuevo que aún no se ha revelado.

El tramo de Terra Alta contará con 9 kilómetros adicionales de tramo cronometrado, el que se convertirá en el tramo mixto más largo de la competencia, con unos 43 kilómetros de longitud. Para más modificaciones, el tramo organizado en Salou tendrá lugar el día viernes (9 de noviembre), su recorrido será paralelo a sus playas y con algo así como 2 kilómetros de extensión.

Para el segundo y tercer día de la prueba, el asfalto será el protagonista, sin duda una atracción del Rally de España. La etapa del El Priorat será uno de los platos fuertes, mientras se ha planificado que el tramo de Riudecanyes se integre nuevamente a la prueba para este año. El powerstage se ejecutará en Serra d’Almos y contará con cuatro kilómetros de extensión.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *