17 septiembre 2012 Crónicas, WRC

Con lágrimas en los ojos llegaba Craig Breen a la meta del Rally de Gales, había conseguido su primera victoria después del fatídico accidente ocurrido el pasado 16 de junio en el Rally Targa Florio, donde perdía la vida su copiloto y amigo de siempre, el británico Gareth Roberts.

Craig Breen: Hicimos un magnífico trabajo aquí el año pasado y lo hemos vuelto hacer en esta ocasión. Todo fue perfecto, no puedo pedir más. Echo mucho de menos a Gareth y me gustaría que estuviera aquí conmigo.

Esta es la segunda victoria del norirlandés en el campeonato, después de la cosechada en el Rally de Monte-Carlo. Con los 25 puntos que ha sumado hoy, Breen asciende hasta la segunda plaza de la general, a sólo 8 puntos de Per-Gunnar Andersson, que se ha tenido que conformar con acabar sexto en Gales, después de sufrir problemas en el motor de su Proton Satria S2000.

También ha completado una gran actuación el joven galés Tom Cave, que en su debut en el S-WRC ha finalizando en segunda posición seguido de Yazeed Al-Rajhi, que perdía sus opciones a victoria al ser sancionado por superar la velocidad permitida en un tramo de enlace en la jornada de ayer. Además, este resultado le ha permitido convertirse en el primer ganador del Croeso Trophy in memory of Gareth Roberts.

Por último, Maciej Oleksowicz ha terminado en cuarta posición justo por delante del británico Alastair Fisher, que logró defenderse de los ataques de Andersson para concluir en la quinta plaza. Menos suerte tuvo Hayden Paddon, uno de los favoritos a la victoria hasta que su Skoda Fabia S2000 decía basta.

Vía | WRC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *