16 abril 2011 Crónicas, WRC

ogier-jordania.jpg

Este Rally de Jordania marcará un hito en la historia del WRC, al ser una de las pruebas más cortas -debido a los retrasos en el transporte de material hasta Jordania, que obligó a acortarlo en un día- y la prueba con la diferencia final más ajustada en la historia del WRC. Sebastien Ogier ganó por dos décimas de segundo sobre el finlandés Jari-Matti Latvala.

Y fue precisamente Latvala fue quien logró primero una recuperación, poniendo a un lado al mismo Loeb y llegando a la antesala del último tramo con 8 décimas de ventaja sobre Ogier. Pero si de recuperaciones hablamos no es menos lo que hizo Ogier, ya que en la última etapa superó al piloto de Ford, obteniendo el triunfo por tan ajustado margen y conduciendo el tramo de su vida.

La tercera posición fue para el francés Sébastian Loeb, de Citroen, que necesitó 27,7 segundos más que el ganador para completar el rally. El último puesto del podio le alcanzó al heptacampeón mundial y defensor del título para ponerse primero en la clasificación de pilotos con 74 puntos.

El finlandés Mikko Hirvonen terminó cuarto en Jordania, en el segundo Ford Fiesta, a 2:44,7 minutos de Ogier, aunque mantiene la segunda posición en el campeonato, detrás de Loeb que sigue manteniendo ventaja con 74 puntos. Para Ogier, su triunfo le ha dado una importante cosecha de puntos para esta carrera, sumando 28 unidades, incluyendo el triunfo en la última etapa, que le da tres puntos adicionales.

Vía | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *