10 marzo 2012 Pilotos

De siempre se ha dicho que los pilotos de carreras son muy cabezotas, personas que tras sufrir un accidente vuelven a subirse a su vehículo yendo igual o incluso más rápido que antes del mismo, aunque aún no sabemos si el caso de Robert Kubica seguirá este sendero o no.

La realidad es que cerca de un año después, Kubica no ha conseguido recuperarse del todo, ha terminado perdiendo su puesto en la Fórmula 1 y está muy en entredicho su futuro en el mundo del motor, sobre todo después de unas declaraciones de Jaime Alguersuari donde asegura que el polaco apenas tenía fuerza en su brazo derecho.

Al leer el titular de la noticia mi cabeza trabajó a marchas forzadas recordando que hace menos de una semana, el ex-piloto de Renault estuvo en Italia rodando con un Skoda Fabia WRC. La información no llega de manera muy clara al tratarse de una prueba cerrada al público, entrando en juego la posibilidad de que simplemente acudiera como copiloto y no llegara a pilotar el vehículo, sin embargo me gustaría creer que Kubica pilotó en algún momento del test.

Un poco de luz al final del túnel, parece que por fin Robert va incorporando el motor a su rutina de vida, ojala pronto esté al 100% y podamos verle competir ya sea en Fórmula 1, rallyes o GT, lo importante es que su talento innato para ir rápido no quede estancado por los malos recuerdos de un accidente.

Vía | AutoSport.cz


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 marzo 2012
  2. Robert Kubica se pone a los mandos de un karting 13 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *