10 abril 2011 Fórmula 1

Carrera muy entretenida la vivida esta mañana, en España, en el circuito malayo de Sepang. La gran cantidad de entradas a boxes, Hamilton, Webber y Alonso se vieron obligados a entrar hasta cuatro veces, le dio un toque de emoción a un Gran Premio, que, una vez más fue dominado de principio a fin por Sebastian Vettel y por Red Bull.

Con esta segunda victoria consecutiva, Vettel se afianza en el liderato de la clasificación de pilotos y empuja a Red Bull hacia un nuevo título mundial y aunque ya sé que es muy prematuro decirlo, este campeonato tiene toda la pinta de ser dominado absolutamente por el equipo de la marca energética.

Amenazaba lluvia antes de empezar, una vez más el tiempo de Malasia era un quebradero de cabeza para los equipos, lo que se suponía que sería una carrera en seco, durante todo el fin de semana no había caído ninguna gota, podría pasar de un segundo a otro a ser una carrera sobre suelo mojado, haciendo añicos el trabajo del viernes y del sábado.

Aunque algunas gotas comenzaban a caer, la salida se dio con la pista seca, algo que favorecía los intereses de los pilotos que salían por la zona limpia, Sebastian Vettel, Mark Webber, Fernando Alonso, Jaime Algersuari.

En la salida, la arrancada brutal de los Lotus Renault provocó un pequeño caos durante las primeras curvas del circuito. Vitaly Petrov y Nick Heidfeld volaron hacia las primeras posiciones lo que permitió a Heidfeld colarse segundo adelantando a los dos Ferrari, a los dos McLaren y al Red Bull de Mark Webber. Por su parte Petrov se coló quinto arrebatando la posición a Fernando Alonso y a Mark Webber.

Si Renault fue la cara de la salida, la cruz, una vez más, fue Mark Webber, el australiano salió muy mal, perdió 6 posiciones y perjudicó a Fernando Alonso ya que lo bloqueó y no le permitió defender su posición con los Renault y su compañero de equipo Felipe Massa.

Los dos McLaren salieron bien, únicamente Heidfeld fue capaz de colarse por delante de Lewis Hamilton y Jenson Button, mientras que Sebastian Vettel mantuvo sin problemas la primera posición.

Con Heidfeld segundo, taponando a Hamilton, Vettel comenzaba a escaparse, en la vuelta 8 la diferencia era más de 4 segundos y aunque Hamilton presionaba al piloto de Renault, era incapaz de adelantarlo.

Por detrás, la pelea entre Webber y Kamui Kobayashi era espectacular, el japonés se divertía, mientras que el australiano lo pasaba mal al ver como su compañero de equipo comenzaba su paseo militar por Sepang.

Entre tanto, Ferrari se volvía a topar con Petrov, el piloto que dejó sin podio a Alonso en Australia y que le privó de defender el liderato del mundial en Abu Dhabi se volvía a cruzar en el camino del español, pero esta vez, y gracias a un error del ruso, el calvario de los Ferrari duró sólo 5 vueltas.

En la vuelta 10 Vettel comunicaba por radio que empezaba a tener problemas con los neumáticos, el alemán aguantaba en pista, pero era su compañero de equipo el que entraba en boxes.

Con Webber hundido en la clasificación y Vettel volando, la atención se centraba en la pelea entre Hamilton y Heidfeld por la segunda posición. El inglés no podía con el alemán y el equipo lo llamó, vuelta 13, a boxes para hacer su primer cambio de neumáticos.

Un poco por detrás, los Ferrari, comandados por Massa apretaban a Jenson Button. Una vuelta después de entrar Hamilton, Vettel, Massa y Button entraron a boxes, con un resultado muy malo para Massa ya que una de las pistolas de cambio de neumáticos falló, tirando por tierra el gran trabajo que estaba haciendo el brasileño.

En la vuelta 15, Alonso lideraba la carrera y comenzaba a llover con algo de fuerza, aunque Alonso no podía esperar y entraba a cambiar neumáticos. Las gotas fueron sólo un amago de lluvia, y duraron muy poco.

Con el revuelo de las paradas, los Renault que protagonizaron una gran arrancada, cayeron en la clasificación.

Con Vettel primero, Hamilton segundo y Kobayashi tercero, que no había parado, comenzaba la segunda parte de la carrera. Button y Alonso peleaban por la cuarta posición mientras se acercaban al japonés. El Ferrari parecía superior al McLaren y en la vuelta 17 lo confirmaba, Alonso adelantaba en la misma vuelta a Button y Kobayashi y se colocaba tercero.

Con Hamilton y Alonso recortando tiempo a Vettel nos acercábamos a la segunda parada, mientras por detrás, Massa apretaba a Webber y lo adelantaba con suma facilidad en la vuelta 22 colocándose sexto.

En la vuelta 23 Webber hacía su segunda parada, en la vuelta siguiente era Button el que entraba, en la 25 Hamilton, en la 26 Vettel, en la 27 Alonso y Heidfeld y en la 28 Massa.

El resultado de estos cambios no pudo ser peor para Ferrari, la posición que Alonso ganó a Button en pista, la perdió en boxes y salía a más de cuatro segundos por detrás del piloto de McLaren y a unos 9 de la cabeza. En este punto, Vettel seguía rodando hacia una nueva victoria seguido de Hamilton, Button, Alonso y Webber.

Con los dos McLaren persiguiendo a Vettel, y Button acercándose mucho a Hamilton, a Vettel le comunicaron por radio que no podía utilizar más el Kers, algo que tenía que aprovechar McLaren para acercarse, pero ni por esas, Vettel apretaba los dientes y sin Kers marcaba vueltas rápidas aumentando la distancia con sus perseguidores.

Por detrás, el juego de neumático de Alonso no le ayudaba, el español rodaba muy lento y Webber se le acercaba muchísimo, pero para suerte del español en la vuelta 33 Webber hacía su tercera parada.

El cambio de Webber marcaba el comienzo de la tercera ventana de cambios de neumáticos. Alonso comenzaba acercase a Button, mientras que Vettel seguía a lo suyo manejando muy bien la distancia que tenía con los McLaren.

En la vuelta 38 hacía su tercera parada Hamilton y se reincorporaba justo por delante de Webber en la sexta posición. Una vuelta después entraba Button, que perdía muchísimo tiempo con Alonso, y volvía a entrar a pista por delante de Hamilton y Webber.

En esta situación, Webber apretaba a Hamilton y Alonso volaba en pista con el objetivo de entrar en boxes y salir sólo por detrás de Vettel.

En la vuelta 42, mientras Webber apretaba a Hamilton, Vettel y Alonso entraban en boxes a hacer su tercera parada, y mientras Vettel volvía a salir primero, Alonso perdía la segunda posición y salía por detrás de Button, Hamilton y Webber, en la quinta posición.

En la vuelta 44 Webber se vio forzado a hacer su cuarta parada, dejando vía libre a Alonso para atacar a Hamilton y el asturiano no tardó nada en ponerse manos a la obra. En la vuelta 45 comenzó el acoso y derribo de Alonso, pero el Ferrari tenía un problema, el DRS no funcionaba, lo que le obligaba a arriesgar muchísimo, tanto, que cometió un error. Alonso tocó ligeramente la rueda trasera de Hamilton destrozando su alerón delantero y obligándole a entrar a boxes.

A partir de aquí, Vettel pilotó muy cómodo hacia su segunda victoria consecutiva y por detrás Webber se exhibía. Primero se deshizo de Massa en una bonita lucha, luego hacía lo propio con Hamilton y apretaba a Heidfeld, pero aunque lo intentó, con el Renault no pudo.

Entre tanto, Hamilton, con problemas en los neumáticos y se veía obligado a entrar a boxes, saliendo noveno justo por detrás del ruso Petrov, posición que recuperaría después de que el piloto de Renault diera un bote espectacular y rompía el volante de su monoplaza.

Clasificación Gran Premio de Malasia:

Vía | Recta de Meta
Más Información | GP Malasia


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 abril 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *