16 agosto 2013 Pilotos, WRC

Volkswagen Scirocco R-Cup - Nürburgring

Quien se encamina a ser campeón del WRC, Sébastien Ogier y el actual piloto del equipo oficial de Audi, Mattias Ekström, intercambiaron coches con motivo de la cita que el DTM tendrá este fin de semana en la versión descafeinada del Infierno Verde.

No hace falta decir que todo esto tiene un motivo comercial por parte del grupo VAG, pero con el reciente antecedente de Sébastien Loeb en el equipo Citroën de WTCC, Ogier ha dado una visión más que interesante sobre sus posibilidades a futuro de competir en otra categoría.

Naturalmente, no he podido ir al límite en tan corto tiempo, especialmente en los puntos de frenado. Pero las cinco vueltas fueron suficientes para avivar mi apetito por más. Encuentro al DTM muy interesante y siempre me mantengo informado. Gracias al DRS y los neumáticos opcionales las carreras son más interesantes. Puedo imaginarme pilotando en el DTM en el final de mi carrera en los rallies.

La cortesía fue devuelta por Volkswagen, quien permitió a Ekström dar unas vueltas con el Polo WRC en un circuito de asfalto en las cercanías del “ring”. No podemos habar aún de posibilidades cuando Ogier ni siquiera completa su primera temporada en el equipo Volkswagen del WRC, pero Ogier tiene todos los frentes cubiertos con el Grupo VAG, de cara al futuro.

Fuente | Audi


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 agosto 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *