29 mayo 2017 Otras Competiciones

Takuma Sato ha ganado las 500 millas de Indianapolis

No pudo ser para Fernando Alonso, que rompió motor (vaya tela lo del asturiano con Honda) cuando rodaba entre las primeras posiciones y a falta de 22 vueltas para completar las 500 millas de Indianapolis. Sí fue, en cambio, para otro piloto con experiencia en la Fórmula 1, Takuma Sato, que ha completado con esta victoria el sueño americano.

A pesar de las marcas japonesas como Honda, el país nipón no ha sido un vivero de buenos pilotos de automovilismo. El que está considerado como el mejor de la historia es precisamente Takuma Sato, y su paso por la Fórmula 1 no fue muy boyante: en seis años solamente conquistó un podio y habitualmente sus compañeros de escudería conseguían mejores resultados que él, lo que no le dejaba en buen lugar.

De hecho, el recuerdo que todos tenemos del paso de Sato en la Fórmula 1 es el de haberse ganado el apelativo de kamikaze, y no precisamente por su origen japonés. Sato conducía siempre al límite de la pista y de los monoplazas, lo que se desembocaba en varias ocasiones en abandonos, ya fuera por accidentes o salidas de pista tras maniobras que enfurecían mucho a los demás pilotos, o por roturas de motor.

Takuma Sato es el primer japonés en ganar las 500 millas

Acabada su carrera en la Fórmula 1, Takuma Sato se fue a hacer las américas, como se dice popularmente. El japonés comenzó a correr en la IndyCar, donde se encontró con el importante contraste de estas pruebas: se puede ser muy rápido en la clasificación, pero luego las carreras son otra cosa bien distinta. Así, Sato salía muchas veces entre los diez mejores, pero pocas veces acababa las carreras en puestos de honor.

Dos podios en 2012, una victoria y un podio en 2013, y un podio en 2015 eran los mayores éxitos de Sato en la IndyCar, hasta que llegamos a estas 500 millas de Indianapolis de 2017. En el mismo escenario en el que Sato subió por primera y única vez a un podio en la Fórmula 1, Sato conseguía su segunda victoria en la IndyCar y la más importante de toda su carrera automovilística, dado el cariz y la historia que tiene esta carrera.

A los 40 años, Sato se convierte en el primer japonés que ha ganado en las 101 ediciones de las 500 millas de Indianapolis. Sin duda, el nipón acaba de rozar el sueño americano, pues ahora que se ve tercero provisional en la clasificación general de la IndyCar, el sueño ya tiene una nueva meta: ser el campeón final de esta competición.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *