14 enero 2012 Escuderías, WRC

Contra viento, marea…y hasta contra el fuego está teniendo que luchar Prodrive para poder poner a sus Mini en la salida del próximo WRC. Los problemas parecen haberse cebado con ellos porque en los últim días hemos conocido que sufrieron diversos daños a causa de un incendio en sus instalaciones de Banbury.

El incendio se produjo fuera del horario laboral así que no hay daños personales pero sí sufrieron daños algunos de los vehículos que allí estaban. En concreto, parece que se quemó uno de los Mini WRC y también un BMW M3 que era utilizado opr el equipo para reconocimientos.

Esperemos que estos sean los últimos problemas para Mini durante el año porque tras muchas dudas han conseguido salvar su estructura lo que sin duda es una gran noticia para el campeonato porque en 2011 lo hicieron bastante bien y añaden interés frente a un campeonato en el que solo participaran Citroën y Ford.

Vía | Rallyes.net


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 enero 2012
  2. Rally de Monte Carlo: Tiempos del shakedown 17 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *