5 abril 2012 Escuderías, WRC

Trabajo insaciable el que está realizando Volkswagen con su nuevo Polo R WRC. La marca alemana ha decidido alargar su visita a Portugal tras disputar la cuarta prueba del año, para testar en unas condiciones extremas, donde la lluvia caída durante el fin de semana ha dejado las carreras lusas repletas de barro.

Los encargados de quemar una etapa más en el desarrollo del vehículo han sido Sébastien Ogier y Carlos Sainz. Los dos pilotos han compartido la jornada de trabajo a bordo de la versión 1.0 del Polo, donde además de obtener una valiosa información sobre el compartimiento del coche en barro, han podido comparar sus tiempos con los realizados por los pilotos de Citroën y Ford , ya que han probado en varios de los tramos que componían el Rally de Portugal.

Al término del día de hoy Volkswagen ha recogido todo su material y han puesto rumbo a Hannover, a partir de este momento concluye el trabajo de sus pilotos y empieza el de los ingenieros, en cuyas manos está la obtención de la homologación por parte de la marca alemana.

Vía | LatulaSport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *