28 septiembre 2012 Crónicas

A pesar de que la gente de Toyota había comenzado con buen pié desde las pruebas libres de ayer y de esta mañana, los alemanes arrasaron con la parrilla de salida de las 6 Horas de Bahréin, cita del WEC que será celebrada mañana y penúltima cita del campeonato de resistencia.

Ha sido Allan McNish quien ha dictado el ritmo a seguir desde las primeras vueltas de la breve sesión de clasificación. Cinco vueltas le han bastado al escocés para que Audi volviera a la primera posición en parrilla, seguido del otro Audi e-tron al comando de Marcel Fässler.

A Nicolas Lapierre y a Toyota les ha quedado un sabor agridulce, ya que comenzarán la carrera desde el tercer sitio con una vuelta que ha tenido poca diferencia con los Audi, pero que evidentemente no ha sido suficiente.

En la LMP2 las cosas estuvieron mucho más movidas, con Olivier Pla y Nicolas Minassian. Sin embargo, Stéphane Sarrazin se ha quedado con la pole al sellar la vuelta más rápida con el coche de Starworks, por delante del ADR-Delta de John Martin.

Stefan Mucke ha llevado al Aston Martin Vantage V8 a la cima de la clase GTE-Pro, por delante del Porsche 911 del Felbermayr-Proton de Richard Lietz, con una diferencia de solo 3 milésimas de segundo. Pero el que más lleva las de ganar es Giancarlo Fisichella, quien mañana podría dejar resuelto el título de la clase a su favor, a bordo del Ferrari Italia de AF-Corse.

En GTE-AM, Rui Aguas ha logrado el mejor tiempo para el equipo americano comandado por Michael Waltrip. El piloto portugués va a compartir pilotaje en Bahréin, esta vez con el piloto de NASCAR, Brian Vickers.

Vía | Le Mans


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. 15000 SoundCloud Plays 16 octubre 2015
  2. posicionamiento web 17 octubre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *