28 octubre 2012 Crónicas

Toyota Racing ha dominado la carrera en Shangai, final de campeonato del WEC. Alex Wurz y Nicolas Lapierre finalizaron en el primer lugar con una vuelta de ventaja sobre el Audi e-tron de Allan McNish y Tom Jristensen, habiendo liderado la carrera desde la misma línea de salida.

Sin embargo, ha sido un día de celebración para la escuadra alemana. Gracias al tercer lugar obtenido por André Lotterer, Benoît Tréluyer y Marcel Fässler, ha sido suficiente para ser campeones del mundial de resistencia.

Del lado de Toyota, la victoria en China ha sido la tercera de la temporada, un resultado que confirma un año de debut bastante bueno, a pesar de que la primera parte del año no ha sido todo lo bueno que se esperaba.

En LMP2, el triunfo ha sido para el trío de pilotos Tor Graves, John Martin y Matthias Beche del ADR-Delta, segundo triunfo consecutivo de la temporada, dejando atrás a los campeones de la categoría del equipo Starworks que en las ultimas carreras solamente hicieron lo posible para terminar. En GTE-Pro, Aston Martin ha firmado un triunfo importantísimo de cara a una continuidad oficial de la marca en la categoría, aunque está claro que AF Corse no opuso mucha resistencia, habiéndose coronado campeones desde hace un par de carreras.

La carrera de la GTE-Am también ha sido de definición de campeonato. Julien Canal, Patrick Bornhausery Pedro Lamy, llevaron al Corvette de Larbre al título de la clase menor, dejando por el camino las aspiraciones de campeones del equipo Felbermayr-Proton y su Porsche 911. A pesar de las sanciones impuestas a Larbre en Sao Paulo y Bahréin, con exclusión de la carrera incluída, finalmente han cerrado una temporada favorable al coche americano.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *