27 octubre 2012 Crónicas

Parece que el equipo nipón ha enderezado el camino en el WEC de la FIA; de las últimas cuatro carreras, ha logrado la pole en tres y ha ganado dos. Estos datos lo dejan muy bien posicionado para obtener un buen resultado en la última fecha del mundial, a celebrarse en Shangai.

La pole lograda por Alex Wurz ha dejado al Audi e-tron de Allan McNish a una décima de segundo en el segundo lugar de salida en parrilla, mientras que el que más posibilidades tiene de ser campeón de LMP1 mañana, el segundo Audi, ha clasificado en tercero. Parece no haber demasiados inconvenientes para que Lotterer, Treluyer y Marcel Fassler se proclamen campeones, de no ser por una catástrofe a nivel de equipo.

En LMP2, James Rossiter ha logrado la primera pole de su trayectoria en el WEC, quedando en segundo John Martin con uno de los ADR-Delta. Rossiter le ha dado una gran alegría al equipo liderado por nuestro viejo conocido Colin Kolles, anterior jefe de equipo de HRT en Fórmula 1.

Darren Turner llevó nuevamente al Aston Martin a la pole en GTE-Pro, la cuarta pole en las tres últimas carreras, lo que da la pauta de que el equipo británico sigue con buen pié en el WEC, por delante del Porsche 911 del equipo Felbermayr-Proton, quienes todavía no han logrado ninguna victoria en la temporada.

En GTE-Am, el mismo equipo Felbermayr-Proton ha logrado la pole, en lo que sin duda será una dura e interesante lucha contra los Corvette de Larbre Competition. Larbre tiene posibilidades más que claras de ser la escuadra campeona el día de mañana, pero Felbermayr tiene posibilidades matemáticas de serlo también, por lo que no tendrán las cosas tan fáciles.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *