27 septiembre 2012 Escuderías

Hoy ha sido día de bombazos en lo que concierne a Sebastien Loeb y a Citroën. Todo mundo comenta a estas horas la decisión de Loeb de acometer solamente algunas carreras en el WRC, dejando a Citroën con el trabajo de conseguir un piloto que compita toda la temporada. Pero otra de las opciones comentadas es el ingreso al WTCC.

El campeonato mundial de turismos andaba de capa caída, sobre todo cuando se supo que Chrevrolet se retiraba de la especialidad, después de haber ganado muchas carreras y campeonatos. La futura entrada de Honda, con un equipo oficial que dice ser bastante fuerte, además de la novedad de que Citroën estaría buscando un lugar en el WTCC con Loeb en el 2014, alimenta un resurgimiento del WTCC. Pero además, la llegada de Loeb a las pistas, le viene de perillas tanto a la marca francesa, como al propio WTCC.

Por un lado, se le da la oportunidad al francés de brillar en algo más que en el WRC. Loeb lo ha ganado todo en rally y ha armado su propio equipo en resistencia; ha probado coches de otras categorías y ha sido invitado por muchos otros equipos en días de pruebas. Al francés siempre le ha interesado otra actividad adicional al rally, por lo que el mundial de turismos es otra puerta que se abre y que puede representar más espectadores, más promoción y más dinero para la categoría.

Citroën quiere aporvechar el momento para llevar su marca a otros países que no son puntos fuertes en su mercado mundial, mostrando sus modelos y su tecnología. La marca francesa espera conquistar dos mercados clave, China y Brasil, en donde el WTCC celebra sendas carreras.

Como se ve, son varias las partes interesadas en que Citroën presente un equipo en el mundial de turismos. Ya veremos si los inversores y patrocinadores acompañan esta idea, pero no creo que haya mayor problema estando Loeb de por medio.

Vía | Autosport


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *