27 febrero 2012 Comerciales, Industria, Tecnología

El uso de la electricidad puede que se esté extendiendo marginalmente a los turismos o furgonetas comerciales, pero hay un combustible que será el futuro de la automoción comercial e industrial: el gas natural licuado y el gas natural comprimido.

Ambos combustibles están siendo desarrollados por varias marcas de camiones y autobuses. La tecnología adoptada incluye el uso de motores bi-fuel, diésel-gas, o la implementación directa de motores a gas para las cabezas tractoras, que ya están en funcionamiento por parte de varias compañías de transporte.

Una de las marcas que prácticamente ha sido pionera en estas lides es Volvo, quien ha agregado a su catálogo a la línea FM MetanoDiésel. Estos camiones cuentan con un motor de 13 litros, de seis cilindros, con una potencia de 460 CV (entre 1.400 y 1.900 rpm) y 2.300 Nm de par (entre 1.000 y 1.400 rpm), con un sistema de inyección específico para gas licuado. Cuando el gas se termina, todavía puede funcionar íntegramente con gasóleo, cumpliendo con la norma Euro VI. La autonomía con ambos combustibles es de 500 kilómetros. Otra marca que ha comenzado a entregar camiones impulsados a gas es Mercedes-Benz, con su modelo Econic (foto principal).

Pero no solamente el gas está siendo aplicado a la automoción comercial en carretera, sino a los medios urbanos. En España, la flota de camiones de recogida de basuras de Madrid, compuesta por 675 camiones de gas natural, es la mayor de Europa con este combustible alternativo. Otro buen ejemplo del uso del gas, esta vez de GNC, es la flota de autobuses articulados de Barcelona, que utilizan gas natural comprimido.

El uso de los motores eléctricos, o al menos de la tecnología eléctrica que conocemos, es imposible en este tipo de vehículos; se agregaría un peso muerto en baterías y en motores considerable, además de que la autonomía no sería la apropiada a los fines comerciales. De acuerdo a algunos ejecutivos de estas compañías de transporte, un camión ahorra al menos un 30% usando gas, con respecto al uso del gasóleo, manteniendo la velocidad en carretera.

En España todavía seguimos contando con menos de 20 estaciones de servicio de gas, contra las más de 800 que existen por ejemplo en Alemania. ¿Qué esperamos para tener más puntos de recarga de gas? Incluso en EEUU, el uso del gas para camiones es cada vez mayor; de hecho, comienzan a circular camiones con motores dedicados a gas con una autonomía de unos 650 kilómetros.

Vía | Qualitas, Green Big Truck


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 febrero 2012
  2. Anónimo 5 marzo 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *